Twitter, el epicentro del terremoto


Ante la psicosis por saber de sus familias, los ciudadanos usaron la red social para conocer los daños tras el sismo


Al medio día, mientras Eduardo Rivera Pérez se paseaba en Uruguay para cumplir con su agenda de trabajo, los habitantes y trabajadores del primer cuadro de la ciudad entraban en pánico


Jorge Luis Hernández


Ni teléfonos, ni radios, ni mensajes de texto. Twitter se convirtió en el mejor medio de comunicación para reflejar lo que ocurría en la entidad poblana a consecuencia del sismo de 7.8 grados a escala de Richter que duró alrededor de un minuto con 15 segundos.


Al medio día, mientras Eduardo Rivera Pérez se paseaba en Uruguay para cumplir con su agenda de trabajo, los habitantes y trabajadores del primer cuadro de la ciudad entraban en pánico debido a la intensa movilización de los cuerpos de rescate y Protección Civil que acudieron a la zona para acordonarla.


Concentrados en la plancha del zócalo, funcionarios, escolares, empleados y turistas fueron víctimas una vez más del deficiente sistema de comunicaciones por el que se pagan cantidades superiores a las de los países del primer mundo.


“Saldo blanco en #Puebla tras sismo: @SGGPuebla ” se leía en la cuenta @RafaGobernador.


Por más de una hora, las autoridades entraban y salían de los edificios para contradecir las cifras otorgadas a los medios de comunicación, sin reparar en que la sociedad, contrario a lo que se hacía hace algunos años, ya no necesita prender un televisor ni encender un transmisor de radio, pues son ellos quienes generan la información que fluye en grandes cantidades en las redes sociales.


“De acuerdo con el Sistema Sismológico Nacional, el sismo fue de 6.59 grados Richter, epicentro en Ometepec, Guerrero”, escribía el secretario general de Gobernación, Fernando Manzanilla a través de su cuenta @fer_manzanilla.


Los hashtags #temblor, #sismoPuebla, #Richter y #NORESTEdeOMETEPEC encabezan las listas del Twitter, colonos de todos los municipios intercambian fotografías, videos y mensajes para hacerles saber a los suyos que se encuentran bien y que no hay consecuencias en sus viviendas.


Los medios electrónicos acapararon la atención de los pobladores y minimizaron el trabajo que se realiza en la televisión, la radio y la prensa.


Sin embargo, reconocen que en el temblor de 1999 que afectó a mas de 600 poblaciones, 34 mil viviendas, mil 200 escuelas y casi 800 iglesias, que fuera uno de los desastres más costosos en la historia del estado, fueron los medios comunes los que mantuvieron la calma de aquella sociedad escandalizada.


“Estoy informado desde el inicio de los hechos en #sismoPuebla @protcivilmunpue coordina trabajos sin novedad”, tuiteaba el alcalde poblano desde Uruguay.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas