“Siempre nos explotaban, ellos no tienen humanidad”


Afirman extrabajadores que la empresa Johnson Controls nunca les avisó del cierre de la planta


El cierre se planeó con nueve meses de anticipación, pues desde el año pasado iniciaron los despidos y dejaron de ejecutarse algunos proyectos


Osvaldo Macuil Rojas


El cierre de Johnson Controls se preparó con al menos nueve meses de anticipación, ya que los trabajadores explicaron que en julio del año pasado fueron despedidos 180 trabajadores y algunos proyectos que se ejecutaban en su planta del parque industrial Resurrección paulatinamente dejaron de ejecutarse.


Tras el anuncio oficial de la firma especializada en la fabricación de asientos de automóviles para Volkswagen y otras armadoras, los trabajadores mostraron su molestia pues los directivos nunca les dijeron que se quedarían sin empleo.


Por ello, el día de ayer cuando regresaron a laborar tras el puente largo, se encontraron con la noticia de que la empresa dejó de operar y debían dirigirse a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje para ser liquidados.


“Siempre nos explotaban, ellos no tienen humanidad, realmente siempre fuimos explotados, los de años como los de menos tiempo, ahora conseguir un empleo será difícil”, comentó preocupada una de las trabajadoras.


Asimismo, la empresa que también era proveedora de Chrysler, Ford, Mercedes Benz y Nissan arrastraba problemas sindicales importantes, pues en agosto de 2010 los trabajadores desconocieron a la Confederación de Organismos Sindicales como su representación ante los directivos y decidieron afiliarse al Sindicato Minero.


Esta situación provocó agresiones entre los trabajadores que estaban a favor y en contra del cambio de organización sindical, pues los directivos preferían mantener las cosas como se encontraban.


Los trabajadores acusaron que nunca se dio un acercamiento entre los directivos y sus líderes sindicales, pues por muchos años no mejoraron sus condiciones laborales. Por ejemplo, debían laborar nueve horas y media al día para descansar los sábados.


Por ello, los ahora extrabajadores de Johnson Controls presumen que la conclusión de las operaciones se relaciona con los problemas sindicales, ya que después de despedir a 180 trabajadores se empezaron a llevar proyectos de las empresas de Puebla.


Cabe mencionar que Johnson Controls aún tiene presencia en Puebla, ya que tiene instalada otra planta en Cuatlancingo.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas