Puebla registra 19 agresiones contra periodistas en 2 años


Según el informe presentado por la organización Artículo 19


De acuerdo al estudio “Silencio forzado: El Estado, cómplice de la violencia contra la prensa”, de dichos ataques en el 78 por ciento están implicados funcionarios públicos


Xóchitl Rangel


En los últimos dos años Puebla acumuló 19 agresiones contra periodistas y el 78 por ciento de ellas fueron cometidas por funcionarios públicos, según consta en el informe anual del estado de la prensa en México emitido por la organización Artículo 19.


El estudio titulado “Silencio forzado: El Estado, cómplice de la violencia contra la prensa” documenta que entre 2009 y 2011, en Puebla se reportaron 19 ataques contra periodistas o trabajadores de los medios de comunicación en los que predominaron las agresiones físicos o el daño al equipo de trabajo de los comunicadores.


Los verdugos de la prensa poblana son mayoritariamente funcionarios públicos, pues 15 de los 19 incidentes fueron protagonizados por este sector, mientras que las fuerzas partidistas fueron acusadas en una ocasión. En dos incidentes no se identificó a los agresores y uno no fue especificado.


Respecto al tipo de agresiones, alarmantemente predominan las físicas o materiales con 12 casos, la detención ilegal es la segunda con mayor incidencia con cuatro reportes, las amenazas se sitúan en el tercer escaño con un registro, mientras que la presión o intimidación es el cuarto motivo de ofensiva con dos accidentes.


Si bien Puebla no contabiliza ejecuciones de reporteros atribuidas al crimen organizado, ni desapariciones sí es factor de riesgo que cerca del 80 por ciento de agresiones provengan de funcionarios de los distintos niveles de gobierno o políticos.


Las estadísticas de Artículo 19 colocan a Puebla en el sexto sitio a nivel nacional donde se concentra un mayor número de agresiones por parte de funcionarios, tan sólo precedida por Chihuahua (47), Veracruz (33), Oaxaca (25), Chiapas (19) y Distrito Federal (17).


El informe presentado ayer en la ciudad de México, ubicó a Veracruz como la entidad más peligrosa para ejercer el periodismo, mientras que Chihuahua contabiliza el mayor número de trabajadores de los medios de comunicación asesinados o desaparecidos.


Este panorama permitió a Artículo 19 hacer una serie de conclusiones respecto a las dificultades para informar a la opinión pública en medio de esta pronunciada ola de violencia que aqueja a México.


“México vive una inédita crisis de seguridad pública, en este contexto, Article 19 ha advertido un incremento preocupante de la violencia contra periodistas y trabajadores de medios. En los últimos años, el patrón de la violencia contra la prensa ha cambiado sus características”, cita el análisis.


También reconoce que en algún momento se habló de comunidades totalmente silenciadas, dado el efecto de las amenazas sobre las empresas periodísticas que se impusieron la autocensura como principal medida de supervivencia, en algunas etapas de esta historia los propios medios le mostraron a los criminales el valor que tienen los espacios periodísticos. Pero, advierte, es momento de que los medios alcen la voz.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas