Ovacionan a José José en CCU


La noche del viernes “El Príncipe de la Canción” se presentó en el auditorio por una hora y media


“La primera vez que vine a Puebla llegué en taxi, luego en coche, ahora los hago en ambulancia, pero sigo llegando. Estoy un poco afectado, tengo bronquitis e inflamado en el pecho. Perdón, por favor, si las cosas no salen como ustedes lo desean”, fueron sus primeras palabras


Paulina Cataño


Los seguidores de José José le perdonaron todo, desde que tuviera bronquitis y apenas pudiera cantar bien hasta que no interpretará “El triste”. Tanto es el afecto hacía “El príncipe de la canción” que en cinco ocasiones el público lo ovacionó poniéndose de pie en el Auditorio del Complejo Cultural Universitario.


Un ejemplo de la muestra de cariño fue cuando salió vestido de smoking blanco caminando con pasos lentos, ayudado por una mujer que siempre está con él en las giras, el público lo recibió de pie y con aplausos.


“La primera vez que vine a Puebla llegué en taxi, luego en coche, ahora los hago en ambulancia, pero sigo llegando. Estoy un poco afectado, tengo bronquitis e inflamado en el pecho. Perdón, por favor, si las cosas no salen como ustedes lo desean”.


Entre el público se escuchó una voz que decía: “¡Dios te va regresar la voz!”, y alguien respondió “¡ya se la regresó!”


Durante la hora y media que duró el concierto, el intérprete de “Gavilán o paloma” tuvo problemas técnicos, pedía que le subiera el sonido, le cambiaron el micrófono. Hasta que dijo “voy a pedir algo que me tiene muy nervioso, ¡que quiten los agudos!”, y fue hasta en la canción “Almohada” que quedó contento con el ingeniero.


Cada vez que terminaba de interpretar una canción, José José platicaba alguna anécdota, bueno, hasta contaba chistes contra las mujeres y los hombres, tal parece que era para ayudarse, pues no aguantaba mucho tiempo cantando.


De hecho, la mayoría de las canciones fueron popurrís de cinco minutos por ejemplo en un mismo bloque cantó “Amor, amor”, “Me basta”, “Desesperado”, “Mi vida”, sin embargo, la gente le brindó aplausos sin parar.


Y recibía por parte de sus seguidores porras como “Joséeeee, Jooseéeee, Jooooséeee, José José” o “chiquitibum a la bim bom ba chiquitibum a la bim bom ba, a la bio, a la bao, a la bim bom bá José José rrarrarrá”.


Al final interpretó “Seré”, la canción estandarte de su vida “seré, quien todo lo dio por triunfar, dejando su vida al pasar, hecha pedazos, seré, un sueño que sí se cumplió, un potro al que nadie domó, sólo los años”, dice la canción


Los poblanos volvieron a levantarse de su asiento para gritarle “otra, otra”, a lo cual respondió “con mucho gusto, por favor siéntense”, para cerrar con “La nave del olvido”.


La noche demostró que José José tiene una la relación mágica con su público. Se fue como entró, ayudado por la persona que siempre está con él. Y con los poblanos aplaudiéndole hasta el cansancio.


“Una canción de mi auditoria (sic)”


El poblano José Raúl, uno de los finalistas de Cantando por un sueño, fue el encargado de abrir el concierto de José José cantando media hora y ante la insistencia del público para decirle que querían ver al “Príncipe de la canción”, interpretó seis canciones, cuatro de ellas del cantante de “El Triste”, y una de su autoría, aunque él se refirió que era de su “auditoria” y la de “El tiempo que duro nuestro amor”, que hizo éxito Cristian Castro.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas