En el Instituto Poblano de la Mujer todo quedó en familia


Designan como directora a Mónica Lara Chávez, cuñada de Blanca Jiménez, quien dejó el cargo para irse como candidata por el distrito IX


Elvia García Huerta


Genaro Ramírez Rojas mantuvo su coto de poder dentro de la administración morenovallista, tras la designación de su concuña Mónica Lara Chávez como directora del Instituto Poblano de la Mujer, que estaba a cargo hace algunos meses por Blanca Jiménez Castillo, esposa del jefe de la Jurisdicción Sanitaria número 6 de la Secretaría de Salud.


Ayer a primera hora del día, el gobernador Rafael Moreno Valle en Casa Puebla tomó protesta a Mónica Lara Chávez como nueva directora del Instituto Poblano de la Mujer, a la cual exhortó a que trabaje de manera responsable al frente del organismo.


Cabe destacar que Lara Chávez se desempeñaba como coordinadora estatal del Adulto Mayor en el SEDIF.


En diciembre del año pasado sin pena ni gloria, Blanca Jiménez Castillo dejó la Dirección del Instituto Poblano de la Mujer para ser candidata del PAN a la diputación por el distrito IX, con cabecera en la capital, quedando como encargada de despacho Genoveva Huerta, quien se desempeñaba como directora de Operación Regional del IPM.


Tras el nombramiento de Lara Chávez al frente de la Dirección del Instituto Poblano de las Mujeres, Genoveva Huerta regresará al cargo que desempeñaba antes.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas