Crimen de odio y no robo, el homicidio de Agnes: CIDH


La Comisión Interamericana de Derechos Humanos condenó el crimen y pidió a la PGJ que siga esa línea de investigación


Xóchitl Rangel


La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó a la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Puebla incluir la posibilidad del crimen de odio como móvil del homicidio de la activista Agnes Torres Hernández.


Recalcó que los signos de tortura que presentaba el cadáver de Agnes, encontrado el pasado 10 de marzo en un barranco de Atlixco, sugieren que fue agredida por su identidad sexual.


El organismo condenó el crimen cometido contra la psicóloga y defensora de los derechos sexuales, por lo que exigió a las autoridades mexicanas adoptar medidas preventivas para proteger las garantías ciudadanas del colectivo LGBTTTI.


El organismo con representatividad en la Organización de los Estados Americanos (OEA) valoró la información del móvil y dedujo que se trata de un evidente ataque a la población transexual.


“La Comisión Interamericana insta al Estado de México a abrir líneas de investigación que tengan en cuenta si el asesinato de la señora Torres fue cometido en razón de su identidad de género y/o en razón de su labor de defensa de los derechos humanos de las personas LGTBI”, indicó el órgano en su página de internet.


La CIDH explicó que de acuerdo al conocimiento biográfico de la activista, Agnes Torres Sulca o Agnes Torres Hernández contribuía con diversos colectivos y entre otras acciones de reivindicación de los derechos de personas LGBTTTI, participó en la promoción de iniciativas de ley ante el Congreso local.


La institución con sede en Washington recordó que es obligación del Estado investigar de oficio hechos de esta naturaleza y sancionar a los responsables.


Cabe mencionar que en el segundo informe sobre la Situación de las Defensoras y los Defensores de Derechos Humanos en las Américas, la CIDH destacó la gran cantidad de información recibida sobre asesinatos, amenazas y criminalización de las actividades de defensores y defensoras de las personas LGBTTTI, así como sobre la ausencia de un enfoque diferenciado para la investigación de las violaciones de sus derechos humanos.


Dicho informe señala también que un obstáculo frecuente en la región para la debida investigación y sanción de los responsables de crímenes cometidos en contra de personas LGTBI es que suelen clasificarse como crímenes pasionales, y no se abren líneas lógicas de investigación que tengan en cuenta si el delito fue cometido en razón de la identidad de género u orientación sexual de la víctima.


El organismo internacional catalogó como una pérdida para la comunidad activista, el homicidio de Agnes pues todo defensor de los derechos humanos abona a la construcción de una sociedad democrática.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas