Reeligen a Bojalil por default en la Canacope


Luego de que fue descalificada la planilla opositora, bajo el argumento de que no eran socios del organismo


Las acusaciones que pesan sobre el expresidente Francisco Monterrosas en torno al mal manejo del subsidio de 26 millones de pesos que recibió de la administración marinista, ha provocado un choque de intereses al interior del gremio


Osvaldo Macuil Rojas


La crisis al interior de la Cámara de Comercio en Pequeño (Canacope) estalló el pasado viernes, pues el grupo que pretendía impedir la reelección de Bernardo Bojalil Daou fue descalificado bajo el argumento de que no son socios del organismo.


A pesar de esta situación, Bojalil Daou se reeligió por segundo año al frente de la Canacope, aunque su competencia tenía el apoyo de cerca de 650 comerciantes.


Ante esta situación el grupo inconforme encabezado por José Juan Sánchez impugnará la elección ante la Secretaría de Economía, pues además de la inconformidad de haber sido descalificado, existe una denuncia penal en contra del actual presidente por la falsificación de 400 firmas de los socios de la Canacope, que fueron utilizados como votos para mantenerse en la dirigencia.


Las acusaciones que pesan sobre el expresidente Francisco Monterrosas en torno al mal manejo del subsidio de 26 millones de pesos que recibió de la administración marinista, ha provocado un choque de intereses al interior del gremio.


Por ello se rompió la “tradición” de una candidatura de unidad para presidir la Canacope y el viernes pasado a la asamblea ordinaria se presentaron dos planillas, la del presidente Bernardo Bojalil y la del grupo opositor de Juan José Sánchez Martínez.


Esto generó un ambiente de incertidumbre en el primer piso del edificio empresarial, que tras la descalificación del proceso de la planilla de Juan José Sánchez, desembocó en acusaciones de fraude electoral cometido por Bernardo Bojalil, lo cual está soportado en la averiguación previa AP/1167/2012/Norte que interpuso el gerente del organismo, Omar de la Rosa.


De acuerdo al trabajador de la Canacope, el fin de semana pasado Bernardo Bojalil y su asistente Nadia Navarro, citaron a los trabajadores administrativos de la Canacope para bajar la base de datos de 400 socios y falsificar sus firmas para tener los suficientes votos que le permitirán mantenerse en la presidencia por segundo año.


Socios y consejeros de la Canacope se quedaron fuera de la asamblea, ya que previo al arranque de la misma, la gente de seguridad privada que contrató la dirigencia no los dejó entrar pues no estaban registrados para el proceso.


La asamblea se llevó a cabo con la presencia de 18 de los 24 consejeros de la Canacope, por ello los que se quedaron fuera de la reunión pidieron el apoyo de la Policía municipal para que certificaran lo que ocurría dentro del Edificio Empresarial. Pero los uniformados nunca ingresaron a las instalaciones de la Canacope y por más de una hora y media aguardaron en la calle.


Descalifican a opositores


La planilla de José Juan Sánchez fue descalificada del proceso, pues sus integrantes no estaban afiliados a la Canacope, pese a que presentaron el respaldo de más de 640 socios del organismo.


Ante esta situación, el propio José Juan Sánchez refutó esta acusación bajo el argumento de que él era vicepresidente en la administración de Bernardo Bojalil y en la de Francisco Monterrosas.


“Vamos a impugnar el procedimiento ante la Secretaría de Economía, tenemos la fe del notario público que constató que no estaba integrada la comisión electoral el lunes pasado. Las votaciones que se dieron son totalmente amañadas e ilegales, y le recuerdo a Bernardo Bojlil que yo no tengo por qué estar tapando la administración de él y la de Francisco Monterrosas”, enfatizó.


Reelección de Bojalil


Bernardo Bojalil se reeligió por segundo año al frente del organismo con un total de 758 firmas de los socios. Y a pesar de las anomalías y acusaciones que se presentaron, el presidente de la Canacope afirmó que el proceso se llevó a cabo en “orden” y lo calificó como valido y legal: “todo transcurrió de manera ordenada y legal. Se renovaron a 12 consejeros y en la primera junta de consejo se me nombró presidente de la cámara”.


Aseguró que desconoce la denuncia penal que existe en su contra por la falsificación de firmas y atribuyó estas acusaciones a un grupo que está en contra de los intereses de la Canacope.


“Creo que es un grupo que no va sobre el objetivo de la cámara, se han cansado de hacer declaraciones, tienen la libertad de manifestarse y decir todo lo que les corresponda”, apuntó.


Socios y consejeros no pudieron ingresar a la asamblea


Previo al inicio de la asamblea algunos socios buscaron ingresar a la oficina de la Canacope para conocer el resultado de la elección, aunque mostraron sus recibos de pago, la seguridad privada que contrataron para resguardar el orden, les impidió la entrada.


Una afiliada del organismo -que prefirió guardar el anonimato- denunció que entre las firmas de socios que presentó Bernardo Bojalil, se encontraba la suya, sólo que ella nunca le brindó su apoyo.


“Tengo cuatro años afiliada, pero no sabíamos que esta cámara tenía muchos problemas, no nos volvemos a afiliar. Siendo afiliados no pudimos entrar, están ocupando nuestro voto sin que mostros lo hayamos dado”, expuso la empresaria.


En tanto, de los 24 consejeros de la Canacope, seis no pudieron ingresar a emitir su voto, bajo el argumento de que no se registraron a tiempo a la asamblea.


La Canacope no tiene más información sobre el subsidio


Bernardo Bojalil explicó que en el proceso sobre la investigación del subsidio de 26 millones de pesos que recibió la Canacope en 2010 de parte de la administración marinista, la dirigencia del organismo no tiene más información qué ofrecer, pese a que la Contraloría y la Secotrade les siguen solicitando información.


“La Contraloría inicio una investigación financiera, nos solicitó información a través de la Secotrade; ya entregue esa información y siguen solicitándonos información pero ya no tenemos más, ya no hay nada más que ofrecer”.


Al ser cuestionado sobre los cheques que publicó CAMBIO la semana pasada, en los que se exhibe que las firmas que recibieron la mayor cantidad de los 26 millones de pesos son Comercializadora Raro de México, Gaga Asesoría Empresarial y Miguel Ángel Solís Méndez, Bernardo Bojalil dijo que esta información es correcta y adelantó que en la investigación que realiza el organismo se desprendió que las dos primeras empresas tienen el mismo domicilio fiscal.


“No conozco las empresas, pero la información publicada es correcta; los domicilios de las empresas son los mismos y tienen la misma fecha de constitución”, dijo tras referir que desconoce si Francisco Monterrosas ha presentado información que avale el gasto del subsidio, como el propio empresario lo declaró recientemente.


Agregó que en abril, el consejo directivo de la Canacope analizará la fecha en que Francisco Monterrosas será citado a comparecer ante la Comisión de Honor y Justicia para que explique las anomalías.


La SE a la espera de la impugnación


Al término de la asamblea, el delegado en Puebla de la Secretaría de Economía, Aristarco Cortes Marín, reconoció que hubo un sinfín de acusaciones en la elección de la Canacope, sin embargo, éstas deberán denunciarse ante el departamento que regula las cámaras empresariales de la dependencia federal para que puedan investigarse.


“Hasta que no nos pasen el resultado de la asamblea y no se solventen todas las impugnaciones, nosotros no nos pronunciaremos a favor o en contra de la elección”, enfatizó.


“Hay un procedimiento legal para dar ese aval, seguramente van a presentar el resultado de la asamblea a la dirección de cámaras de la Secretaría de Economía, si hay alguna impugnación se deberán de tomar en cuenta, y hasta que no se resuelva el tema no habrá una resolución”, agregó.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas