Congreso estrena discurso incluyente tras caso Anges


Aprueban modificar artículo 11 constitucional para prohibir la discriminación por preferencias sexuales


Aunque hace unos meses los legisladores ignoraron por completo las demandas de la comunicad gay, ayer Mario Riestra y Guillermo Aréchiga presentaron iniciativas para tipificar la discriminación como un delito contemplado en el Código de Defensa Social


Xóchitl Rangel


El crimen de odio que sufrió la activista transexual Agnes Torres Hernández, orilló a los diputados locales a adoptar un discurso incluyente al aprobar en la última sesión del Periodo Ordinario una reforma constitucional al artículo 11, para prohibir la discriminación en Puebla por preferencias sexuales.


El oportunismo de los diputados locales llegó a tal grado que Mario Riestra Piña y Guillermo Aréchiga presentaron iniciativas para tipificar la discriminación como un delito contemplado en el Código de Defensa Social, pese a que meses antes habían ignorado por completo las demandas de la comunidad gay. Las bancadas como Acción Nacional o Nueva Alianza modificaron su postura sobre la libertad sexual.


Por unanimidad, con 37 votos a favor, el Congreso local avaló las reformas constitucionales que promueven la tolerancia hacia la diversidad religiosa, étnica, racial, socioeconómica, entre otras.


Mientras que en febrero de 2011, dichas fracciones consideraron inapropiado adicionar las palabras “preferencias sexuales” al artículo, esta ocasión lanzaron discursos sobre la relevancia de respetar la dignidad humana por encima de apariencias y orientaciones.


Incluso, los legisladores rindieron un minuto de silencio en honor de integrantes del colectivo LGBTTI (Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero e Intersexual) que han sido víctimas de crímenes u otros delitos motivados por la homofobia.


Textualmente, el artículo 11 quedó de la siguiente manera: “queda prohibida toda acción tendiente al menoscabo de los derechos humanos, en razón de discriminación por raza, origen étnico o nacional, género, edad, discapacidad, condición social o económica, condiciones de salud, preferencias sexuales, filiación, instrucción y nivel cultural, apariencia física, estado civil, creencia religiosa, ideología política, opiniones expresadas o cualquier otra que atente contra la dignidad, la libertad o la igualdad”.


Pretende Riestra castigar discriminación


En el transcurso de la sesión, el líder de la bancada de Acción Nacional (PAN), Mario Riestra, condenó la discriminación como una de las manifestaciones más agresivas entre personas.


Propuso adicionar el artículo 372 bis al Código de Defensa Social para tipificar la discriminación como un delito y castigarla con uno a tres años de prisión, o de 100 a 500 días de multa.


Riestra expuso que, según la más reciente Encuesta Nacional sobre Discriminación, mujeres, indígenas, discapacitados, ancianos, homosexuales y las minorías religiosas son grupos profundamente discriminados en el país.


La iniciativa fue turnada a la Comisión de Gobernación y Asuntos Constitucionales para su análisis y posible aprobación.


En tanto, Josefina Buxadé Castelán (PAN) emitió un pronunciamiento para exhortar a los servidores públicos, diputados y trabajadores del Congreso a evitar todo tipo de referencias peyorativas en agravio de mujeres u homosexuales.


En alusión al homófobo Héctor Alonso Granados, quien presuntamente llamó “señorita” a Ignacio Molina -colaborador de José Juan Espinosa- Buxadé dijo que cualquier expresión como “homosexual discriminado” resulta tan ofensiva como decir joto o puta.


En réplica, Alonso Granados se victimizó y aseguró que jamás incurrió en una falta.


“A mí nadie me preguntó, nadie se acercó a preguntarme ‘diputado qué pasó’ pero me condenaron en la hoguera, estuve en el ojo del huracán, de la prensa vendida”, expresó.


Diputado homófobo no ofreció disculpas


Xóchitl Rangel


El diputado homófobo Héctor Alonso Granados, prefirió victimizarse frente al pleno, antes que pedir disculpas por llamar “señorita y homosexual discriminado” a Ignacio Molina Huerta, colaborador de José Juan Espinosa Torres.


Durante la Sesión Ordinaria de este jueves, el legislador de Nueva Alianza dijo que no ofendió a Molina pues sólo repitió sus palabras y el término “señorita” lo empleó para dirigirse a otra persona, por lo que no tiene por qué pedir disculpas.


Reprochó a sus compañeros de curul, así como a los medios de comunicación, que jamás le cuestionaron cómo ocurrió el supuesto incidente por el que fue denunciado ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).


“Reitero mi respeto a la comunidad lésbico-gay, donde tengo buenos amigos, y nos podemos ir a la historia con Edgar Allan Poe. Me hubiera gustado recibir la solidaridad de algunos de mis compañeros, me juzgaron en la hoguera sin derecho a juicio. Lamento este oportunismo de que hoy el 90 por ciento de la sesión haya sido consagrada a este tema”, expresó eufórico.


Aréchiga presenta su propia propuesta vs discriminación

Viridiana Lozano Ortíz


El coordinador de la bancada de Nueva Alianza, Guillermo Aréchiga Santamaría, presentó ante el Pleno del Congreso local la iniciativa de Ley Contra la Discriminación. El legislador declaró que el objetivo de la ley es promover el respeto y defender el trato igualitario.


A unos días de la muerte de la activista social Agnes Torres, el legislador se sumó al cúmulo de propuestas que ingresaron ayer al pleno para evitar la discriminación y el respeto de la comunidad LGBTTT.


De acuerdo con el nuevo ordenamiento, conformado por 57 artículos, se contempla también la protección de los derechos de indígenas, adultos mayores, etnias, jóvenes, migrantes y mujeres.


A su vez se plantea la creación del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación en el estado de Puebla.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas