Doger pide intervención del OFS por calles de Lalo


El diputado priista presumió que el alcalde podría haber incurrido en el delito de peculado por adoquinar las vialidades que circundan su vivienda


Xóchitl Rangel


El diputado priista Enrique Doger solicitó investigar al alcalde Eduardo Rivera Pérez, ante la posibilidad de que la adoquinación de 56 calles de su colonia constituya el delito de peculado previsto en el Código de Defensa Social. De igual forma pidió la intervención del OFS para que emita un pliego de observaciones sobre el programa Mil Calles.


Por el contrario, Mario Riestra Piña respaldó a Eduardo Rivera y deslindó en la Contraloría Municipal la investigación del caso ya que la intervención del OFS solamente es correctiva y a posteriori.


Doger, quien fungió como alcalde en la capital en el periodo 2005-2008, arremetió en contra de Rivera y calificó como una burla la medición de 85 metros cuadrados en la validación realizada por el fedatario público número 52.


Según expuso Doger, para el alcalde panista resultó cómodo adoquinar 56.7 calles de su fraccionamiento con cargo al erario antes que visitar las juntas auxiliares que permanecen en condiciones precarias en cuanto a servicios públicos se refiere.


Dijo que promoverá un exhorto, punto de acuerdo o iniciativa que permita iniciar una investigación sobre las evidentes anomalías del programa “estrella” de la administración municipal.


Doger apodó a Lalo Rivera “El mil calles” e ironizó sobre la manipulación de las medidas para presumir un logro inexistente.


Recomendó al munícipe dejar de invertir su tiempo en Facebook, donde seguramente emuló las minicalles parecidas a las de Farmville, y mejor concentrarse en la realidad social que vive el municipio, ya que las juntas auxiliares diariamente padecen polvaredas y peor aún, lodazales cuando llueve.


Recalcó que una calle mide 100 metros lineales por 10 metros de ancho, mientras la administración de Eduardo Rivera considera que 85 metros cuadrados equivalen a una avenida.


"Eso no es una calle es una vacilada. Pavimentó 200 o 300 calles que es lo que pudo hacer porque mil calles son mil millones de pesos y nunca los tuvo", agregó.


Doger manifestó que el edil sólo favorece a sus vecinos para que le aplaudan.


"No tiene un compromiso con la ciudad, pero sí con su colonia, seguramente porque sus vecinos le aplauden porque hasta les ponen adoquín", apuntó.


Para Doger, el famoso programa Mil Calles es un engaño para la ciudadanía y de inmediato debe evidenciarse para no permitir más abusos del ayuntamiento capitalino.


En réplica, el coordinador de la bancada de Acción Nacional (PAN) en el Congreso del estado, aseguró que la pavimentación de calles que Lalo Rivera realizó en su propio fraccionamiento es un debate subjetivo porque “hay a quienes les parece incorrecto pero no necesariamente es ilegal”.


Expresó que quien debe intervenir en este momento es la Contraloría Municipal debido a que el Órgano de Fiscalización es correctivo y actúa bajo el principio de anualidad y con cierto periodo de retraso.


Riestra aseguró que en el distrito VI -que él representa- se ha beneficiado con la pavimentación de decenas de calles.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas