PAN bloqueó en el Congreso los temas controversiales


Acusó Guillermo Aréchiga, coordinador de la bancada parlamentaria de Nueva Alianza


Xóchitl Rangel


El conservadurismo del Partido Acción Nacional (PAN) como principal fuerza de la coalición Compromiso por Puebla detuvo la discusión de temas controversiales, principalmente en defensa de la comunidad LGBTTI, acusó Guillermo Aréchiga Santamaría, coordinador de la bancada parlamentaria de Nueva Alianza.


En un afán de convencer a la ciudadanía y al propio Congreso de que Nueva Alianza es un partido incluyente y defensor de grupos minoritarios como la comunidad gay, Aréchiga Santamaría desconoció la coalición Compromiso por Puebla -a través de la que ganó una curul en 2010 y que le permitió ser presidente de la Gran Comisión- al decir que ésta limitó la discusión de temas catalogados por el blanquiazul como polémicos.


Luego de presentar su iniciativa de Ley contra la Discriminación en la última sesión del Periodo Ordinario, Aréchiga recriminó la resistencia de los partidos que conformaron la coalición para tratar tópicos relacionados con la defensa de los derechos sexuales y marcó una separación definitiva con ellos.


“La plataforma que registramos en Compromiso por Puebla para que pudiera conformarse la coalición, dejaba fuera estos temas en razón de la controversia y la polémica que generaban entre los distintos partidos. Hoy cada quien retomó su ideología”, comentó.


Pese a los dichos homofóbicos de su compañero de bancada, Héctor Alonso Granados, el coordinador legislativo de Nueva Alianza recalcó que el partido retomó su identidad y defenderá las causas de la población homosexual, lo mismo que de indígenas o discapacitados.


“Hoy ya hay grupos legislativos distintos y cada partido retomó su identidad. Hoy Nueva Alianza es grupo legislativo y esto nos permite actuar en razón de los compromisos y la congruencia que tenemos”, insistió.


Mencionó que por principios personales e ideología partidista siempre defenderá los derechos humanos de todos los nichos sociales, incluida la comunidad gay.


Deben tomar cursos


Asimismo, adelantó que desde el Poder Legislativo enviará un exhorto para que todas las dependencias públicas y el mismo Congreso tomen periódicamente algunos cursos sobre derechos humanos para evitar que funcionarios y diputados empleen expresiones peyorativas en prejuicio de algunos sectores, como es el caso de las personas homosexuales.


Recriminó que durante años, Puebla se olvidó de adoptar una actitud sensible y no discriminatoria hacia los grupos vulnerables.


Citó que en la entidad es urgente promover la tolerancia pues hay siete etnias indígenas y 10 por ciento de la población total padece un tipo de discapacidad.


Bajo ese entendido, señaló, se debe condenar la discriminación contra ancianos, niños, indígenas, mujeres y la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero e Intersexual.


Deben arreglar diferencias: diputado


Guillermo Aréchiga opinó que el legislador Héctor Alonso Granados e Ignacio Molina Huerta, asesor de José Juan Espinosa Torres (Movimiento Ciudadano) deben arreglar sus diferencias en los tribunales.


Luego de que Molina denunció al panalista ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) por decirle “señorita y homosexual discriminado”, hechos que Alonso negó tajante, Aréchiga otorgó el beneficio de la duda a los dos.


“Este es un problema entre particulares, y ellos deben solucionarlo en los tribunales. El diputado dice que no se refirió así a esta persona y esta persona (Ignacio Molina) sostiene que sí, ambos tienen el derecho de denunciar”, concluyó.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas