El viaducto Zaragoza y el paso deprimido, al 98% de avance


Antonio Gali Fayad logrará entregar en tiempo y forma la magnaobra con mayores problemas en su realización


La obra al principio tuvo más retrasos dada la oposición de urbanistas con considerar que dañaba el Centro Histórico estará listo a más tardar el 15 de abril


Arturo Rueda / Elvia García Huerta



El gobierno estatal trabaja a marchas forzadas para terminar a más tardar el 15 de abril las megaobras que inaugurará en el marco de los festejos del 150 Aniversario de la Batalla de Puebla. Antonio Gali Fayad puede clamar victoria en el caso del viaducto Zaragoza y del paso deprimido para conectarlo con el bulevar 5 de Mayo. De acuerdo con una verificación in situ, realizada en exclusiva por CAMBIO, el porcentaje de avance es del 98 por ciento, por lo que sólo algunos detalles están por concluirse.


En el paso deprimido casi se termina con la colocación del concreto hidráulico; a la altura del bulevar 5 de Mayo y la 2 Norte trabajan alrededor de 300 personas divididas en tres turnos. Se trata de la obra que al principio tuvo más retrasos dada la oposición de urbanistas por considerar que estaba dentro de la zona del Centro Histórico y el retardo del INAH para entregar los permisos respectivos.


En el caso del viaducto 5 de Mayo el retraso provino del error humano de la empresa Codesa, el cual derivó en la caída de una ballena de 33 metros que suspendió los trabajos por más de una semana,


El proyecto integral viaducto de la calzada Ignacio Zaragoza con bulevar Héroes 5 de Mayo tendrá una población beneficiada de un millón 399 mil 519 habitantes. Generó 379 empleos directos y 948 indirectos y permitirá transitar, sin detenerse en semáforos, desde la autopista México-Puebla al centro de la capital.


El proyecto integral tendrá 2.95 kilómetros de longitud y está valuado en 108 millones 809 mil pesos.


Paso deprimido, al 90 %


El arquitecto Miguel Ángel Portillo detalló que el paso deprimido que se encuentra en el cruce con el bulevar 5 de Mayo tiene un avance del 90 por ciento, ya que sólo falta colocar algunas partes de hidráulico, señalética así como alumbrado.


Explicó que en el paso deprimido o inferior ubicado a la altura del bulevar 5 de Mayo y la 2 Norte, trabajan alrededor de 300 personas en tres turnos para terminar la obra en tiempo y forma.


La obra inicia en la 4 Oriente y finaliza en la calle 5 de Mayo, es un desnivel de 9 metros de profundidad y cuenta con cuatro carriles, dos en cada sentido, los muros de contención están casi terminados y la mayor parte de los carriles pavimentados con concreto hidráulico.


Explicó que para la realización de la obra fue necesario desviar el cauce del río San Francisco, donde ahora la tubería fue colocada a un costado de la vialidad, los tubos miden casi 2 metros y sólo faltan unos cuantos para completar esta red.


En el lugar se construyen los parapetos o fragmentos que serán utilizados en la parte superior del muro de contención del paso deprimido, para su edificación fue necesaria esta piedra de brasa que a su vez fue hallada en un muro que se encontró durante la excavación para esta obra.


La maquinaria pesada trabaja en el área donde se habilitará el puente que cruzará este paso deprimido, pero también en los carriles superiores, dos de cada lado de la obra, por los que circulará el transporte público y pesado.


En el paso deprimido se podrá ver una parte del túnel de 30 metros de profundidad, que se utilizó como desagüe en el siglo XVII, “esta área será iluminada para que los automovilistas puedan apreciarla”.


Del mismo modo, la Secretaría de Infraestructura recuperó el Arco de Loreto, con una inversión de 40 millones de pesos se rehabilitó para darle una mejor vista y se contó con la supervisión del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).


Puente atirantado Ignacio Zaragoza


En tanto el puente atirantado Ignacio Zaragoza cuenta con un avance del 98 por ciento, el cual está en su última etapa de colocación de concreto hidráulico, además de que se detalla la parte inferior con concreto.


Señaló que la obra ha sido de las más laboriosas en la zona, debido a que también se tuvieron que realizar obras de drenaje, alcantarillado, eléctricas así como también colocar tubos de 2 metros de diámetro para evitar las inundaciones, ya que las que tenían eran muy angostas.


El puente atirantado tiene una longitud de .79 kilómetros, con 7 metros de ancho de sección, 7 metros de laterales y cuatro carriles dos por sentido. Cabe destacar que la empresa encargada de la obra fue Acciona Infraestructura.


Problemas en la megaobra


A principios de mayo del año anterior, el gobernador Rafael Moreno Valle dio el banderazo del proyecto integral viaducto Ignacio Zaragoza con bulevar Héroes del 5 de Mayo, que contemplaba la construcción de un puente de 790 metros que partiría del arco de la calzada Zaragoza (Xanenetla) para desembocar en el bulevar 5 de Mayo que tendría una longitud de 790 metros y una vialidad de 800 metros.


Sin embargo, meses más tarde un grupo de académicos e investigadores se opusieron a la construcción del puente, con el argumento que esta obras afectaría el patrimonio del Centro Histórico y que incluso perdería la denominación de Patrimonio de la Humanidad, por lo que tras estudios en coordinación con el INAH, el gobierno morenovallista optó por modificarla y cambiar el proyecto a un paso deprimido.


En agosto, el delegado del INAH en Puebla, Víctor Hugo Valencia Valera, envió un oficio -folio 401-A-311-(724-7)-01-18955-, al secretario de Infraestructura Antonio Gali Fayad, para que se comenzará a construir el paso deprimido y así continuar con la obra.


Pero los problemas no quedarían ahí, pues a mediados de enero de este año un error humano por parte de los operarios de la empresa Codesa provocó que al momento de instalar una trabe de 33 metros de largo del extremo norte del distribuidor Ignacio Zaragoza, esta se derrumbara, ocasionando un retraso más a la obra, por lo que la desconfianza de la población por el proyecto.


El gobierno del estado actuó de manera inmediata y a través de las secretarías de Infraestructura y la Contraloría sancionaron a la empresa con un millón 193 mil pesos, al tiempo de determinar que en un futuro Acciona Infraestructura no participe en obras licitadas por la administración morenovallista.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas