El VI será el distrito de la muerte en esta elección


Dicha demarcación ha sido ganada por el PAN en 2000, 2003 y 2006 con diferencias muy holgadas sobre el PRI, alcanzando hasta 80 mil votos. El PRI no supera los 44 mil


Los padrinazgos de Leticia Jasso y Enrique Guevara serán una dura aduana para Enrique Doger, quien va a la campaña respaldado sólo por su capital político. La meta para obtener el triunfo es de por lo menos 53 mil votos


Héctor Hugo Cruz Salazar


Enrique Doger, Leticia Jasso y Enrique Guevara prometen librar la batalla más apasionante de los comicios 2012 y convertir el distrito VI, con cabecera en la capital, en el “distrito de la muerte”. Los candidatos del PRI, Panal y PAN respectivamente, llevarán al límite sus apoyos para alcanzar por lo menos 53 mil 400 votos para asegurar su triunfo.


Aunque Jasso Valencia peleará bajo las siglas de un partido con escasa presencia en Puebla, tiene como principal virtud el apoyo de la lideresa moral del SNTE, Elba Esther Gordillo Morales. La aspirante puede presumir que cuenta con la amistad personal de “La Maestra”. En esta elección el Panal al ir sólo tendrá que tener por lo menos 800 mil votos para mantener su registro como partido político, por lo que abanderados como Jasso tendrán todo tipo de apoyos del magisterio.


Además, debe de tomarse en cuenta la cercanía que Leticia Jasso mantiene con el gobernador Rafael Moreno Valle, de quien incluso es su suplente en el Senado de la República y que a la salida de Cabalán Macari de la dirigencia de partido magisterial en Puebla, la designó como líder interina.


Guevara Montiel cuenta con el apoyo total de la estructura del Ayuntamiento y tendrá como virtual coordinador de campaña al alcalde Eduardo Rivera Pérez. El candidato panista además es uno de los hijos predilectos del Yunque. Eso queda manifiesto, pues en el primer año del gobierno riverisita se hicieron grandes inversiones en el distrito, además de que fue uno de los más beneficiados con el programa Mil Calles. La estadística también está de su lado, pues se han alcanzado en el VI votaciones históricas a favor de Acción Nacional.


El candidato priista Enrique Doger Guerrero tiene como principal y único soporte su capital político. Detrás de él no se ve a ningún padrino ni benefactor del que pudiera echar mano. Hay que añadir que su principal operador, Ignacio Mier Velasco, ya no está con él, pues coordina la campaña de Manuel Bartlett al Senado de la República. Un punto a su favor podría ser el hecho de que su suplente es Jorge Ruiz Romero, quien fue diputado local del distrito 3 y conoce la zona, así como a los liderazgos de buena parte del territorio por el que jugará la diputación federal.


Los resultados


Desde las elecciones de 1997 a las del 2009, el distrito VI ha tenido como representantes en la Cámara de Diputados a tres panistas y dos priistas. El PRI se llevó en 97 la estafeta con Omar Álvarez. De ahí el PAN mantuvo una hegemonía en las tres elecciones siguientes: en 2000 con Erika Spezia Maldonado, en 2003 con “El Capi” Roberto Ruiz Esparza y en 2006 con Arturo Flores Grande. Para el proceso de 2009 el tricolor recuperó la plaza con Francisco Ramos Montaño.


Pese a que el número de triunfos está dividido entre el PRI y el PAN, el albiazul es el que ha sacado mejores resultados, teniendo un techo de 80 mil votos con los que ganó Spezia Maldonado en 2000 a Javier López Zavala. En 2009 registró la votación más baja, pues Luis Mora apenas sobrepasó los 25 mil sufragios.


El voto panista ha sido volátil en dicho distrito, pues en las elecciones federales intermedias de 2003 Ruiz Esparza obtuvo 43 mil 198 votos, poco más de la mitad que en la elección inmediata anterior. Para la presidencial de 2006, Flores Grande alcanzó 62 mil 909 sufragios.


Del lado del PRI los números arrojan saldos negativos, pues desde su triunfo de 1997 no ha podido rebasar su techo de 44 mil 398 votos. Esto, pese a que en el 2000, Zavala alcanzó 44 mil 472 (74 más que la elección anterior) pero fue humillado casi por dos a uno por la candidata del PAN-PVEM. En 2003 obtuvo 31 mil 640, para el 2006 38 mil 733 votos. Al recuperar la plaza en 2009, Francisco Ramos ganó con una votación menor a la elección anterior, pues registró 38 mil 77 votos.


Nueva Alianza sólo ha participado en las dos últimas elecciones, obteniendo cifras pírricas para sus candidatos. En 2006 cuando debutó en las urnas en el distrito VI obtuvo 8 mil 733 votos. Para el 2009 descendió y apenas obtuvo 4 mil 280.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas