Justifica Meza cabezazo de Villa


Dice que es reflejo de la pasión que se vive en los partidos


Agencias


El director técnico celeste, Enrique Meza, reconoció que Emmanuel Villa se equivocó y que ese tipo de actos reflejan la presión y frustración en el plantel, donde el defensa Néstor Araujo también le propinó un cabezazo a un rival hace un par de semanas.


“Yo creo que sí hay una presión que sería de mi parte muy absurdo negar, debe haber una presión y está presente siempre en esas situaciones.


”Estamos cayendo un poco en esa frustración que trae como consecuencia la pérdida del comportamiento, donde continuamente nos equivocamos, cada vez que hay una presión importante, nos equivocamos”.


Sin embargo, el “Ojitos” se dijo en contra de la medida que obligará a Villa a pagar la multa económica por su suspensión, la cual ascenderá a más de 20 mil pesos.


“No estoy de acuerdo con quitarle dinero a los jugadores, aun cuando esto lo hablamos antes de que empezara el campeonato y sabíamos que el que se equivocara lo iba a tener que pagar”, mencionó.


Aunque aseguró que ha sido adecuado el discurso con los jugadores para conminarlos a evitar actos de indisciplina y suspensiones, el DT reconoció que quizás la insistencia no ha sido suficiente.


“Tenemos que insistir muchísimo porque estamos viendo que hasta hoy, como bien decía uno de ustedes, el discurso no ha sido suficiente”.


Apelarán cabezazo


Con base en un video donde se ven constantes jaloneos y algunos empujones del zaguero del Puebla, Jonathan Lacerda, sobre el delantero Emanuel Villa, la Directiva de Cruz Azul interpondrá una apelación para intentar que le reduzcan la sanción de tres juegos de suspensión al “Tito”.


Fuentes del club Cementero revelaron que no encontraron una imagen donde se ve el supuesto manotazo que Villa acusó haber recibido de Lacerda, sin embargo, hicieron una recopilación sobre el asedio del defensa del Puebla sobre el atacante celeste durante gran parte del encuentro, en muchas ocasiones sin la pelota de por medio.


Así, esperan que esas constantes faltas sean consideradas como una provocación, o al menos como una atenuante en el cabezazo que Villa le dio en el pecho a Lacerda cerca del final del juego el domingo anterior en el Estadio Cuauhtémoc, donde fue expulsado.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas