Presentan priistas al nuevo delegado perdedor del CEN


El malogrado aspirante al gobierno de Aguascalientes fue traído a Puebla por Melquiades y Fernando Morales


Luz Elena Sánchez


Héctor Hugo Olivares Ventura ayer tomó protesta como nuevo delegado del CEN del PRI en Puebla, en medio de una intentona de boicot por parte de los seguidores de Marco Balseca, que obligaron a que el evento se realizara a puerta cerrada.


El representante de la dirigencia nacional priista tiene el mismo perfil perdedor que el de su antecesor, Ranulfo Márquez, y fue traído a Puebla por Melquiades Morales y su hijo Fernando Morales, quien dirige al PRI estatal.


Olivares Ventura perdió en 1998 la elección al gobierno de Aguascalientes, fue líder de la CNC en la época de Dulce María Sauri. Ha sido dos veces senador en los periodos de 1976 y 1998, y tres veces ha fungido como diputado federal por las legislaturas de 1982, 1994 y el 2006.


Su pobre perfil quedó evidenciado en su primer mensaje ante los poblanos, pues “advirtió” que ante las ofensas de los partidos opositores, el PRI contestará con propuestas: “es una posición que queremos dejar clara. La actitud del PRI va a ser llegar a los ciudadanos con propuestas, si otros quieren proceder de distinta manera en su mal lo hallaran, nosotros ofreceremos propuestas y compromisos”.


Aseguró que en el estado hay una buena plantilla de candidatos y un buen equipo de trabajo en cuanto a acción electoral, movilización y organización, por lo que confió en que el PRI podrá recuperar posición en el estado, tal y como lo ha hecho en otros donde se perdieron elecciones.


Sobre el cambio de candidatos en la entidad -tres de ellos afines a su línea- justificó el hecho, argumentando que se trata de un reto que tuvieron que enfrentar todos los partidos políticos del país, pues ninguno cumplió con la cuota de género.


Olivares Ventura señaló que ante las inconformidades de los “candidatos caídos” se debe emprender el diálogo: “lo que procede es escuchar y dialogar, encontrar salidas, y con el compañero Balseca y las compañeras de Tehuacán tenemos que encontrar lo más conveniente”.


Las protestas


Marco Antonio Balseca y una treintena de sus seguidores intentaron boicotear la toma de protesta de Héctor Hugo Olivares, pues prácticamente tomaron las instalaciones del PRI para manifestarse por echar abajo a su candidato del distrito XV con cabecera en Tehuacán. Los inconformes se instalaron en el presídium en la sede del Comité Municipal del PAN, e impidieron que el evento se llevara a cabo como se había planeado.


La protesta retrasó hora y media la presentación del nuevo delegado priista. El exprecandidato y sus seguidores exigían le fuera devuelta su inscripción que fue ocupada por María del Carmen García. No obstante, tras unos minutos de alboroto, optó por “doblar las manos” y adelantó que no impugnará la decisión de la dirigencia nacional del PRI.


Fernando Morales minimizó el altercado pues dijo las inconformidades son normales, pero dejó en claro que no hay vuelta atrás a los cambios de perfiles que hizo el CEN.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas