El cártel seguirá pese a caída de Guzmán Loera: EU


Arturo Angel / 24 Horas


Para la inteligencia estadunidense no hay lugar a mitos: la eventual captura o abatimiento del narcotraficante Joaquín El ChapoGuzmá, no afectará significativamente la operación de la organización delictiva considerada la más poderosa del continente.


Así lo concluyó desde finales del 2010 la Oficina de Inteligencia y Análisis del Departamento de Seguridad Interna de los Estados Unidos, a través de un estudio al que tuvo acceso la firma Stratfor, y que ahora fue filtrado en uno de los miles de correos de esa compañía dados a conocer por Wikileaks.


Ahora, el documento fue filtrado como parte de la publicación paulatina de miles de correos electrónicos enviados por analistas de la referida compañía.


En el estudio, los especialistas estadunidenses advierten que si bien el Cártel del Pacífico tiene una estructura central liderada moralmente por Guzmán Loera, sus operaciones de cultivo, tráfico y distribución de drogas son llevadas a cabo por células descentralizadas con sus propios cabecillas, lo que garantiza un accionar casi ininterrumpido.


“El Cártel de Sinaloa tiene una conformación sólida que limita su vulnerabilidad; es único entre los cárteles mexicanos de la droga debido al control que mantiene de porciones significativas de terreno para el cultivo, del control de la oferta y las redes de distribución, además de su capacidad para corromper a altos funcionarios”, indicó el DHS.


Destaca que la detención o caída de los líderes del grupo como Ignacio Nacho Coronel, no han tenido efecto alguno en la operatividad de la organización delictiva, la cual tiene la capacidad de reagruparse rápidamente.


“Los arrestos de miembros de alto nivel no han conseguido fracturar al cártel o causar un daño profundo, como sí ha ocurrido con otros grupos, en gran parte por la estabilidad y renovación de sus recursos, su estructura descentralizada, la cultura familiar en la que se sustenta, la amplitud y geográfica de sus operaciones”, indicó.


En consecuencia, los analistas estadunidenses consideran que el abatimiento de Guzmán Loera, a quien señalan como objetivo primario de México y EU, “causaría únicamente un contratiempo de corto plazo, pues el Cártel del Pacífico ha mostrado su capacidad para adaptarse y reponerse rápidamente”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas