Lalo mintió a poblanos con sus mil calles: PRI


Sandra Montalvo denunció que Felipe Velázquez sólo contrató la certificación de la pavimentación de las calles y no para medir su longitud


Luz Elena Sánchez


La regidora del PRI, Sandra Montalvo señaló que con el trabajo hecho por la notaria Judith Espejel González, por encargo del la Secretaría de Obra Pública, quedó evidenciado que Eduardo Rivera mintió a los poblanos con su programa Mil Calles. Explicó que la fedataria cumplió con entregar la certificación que pidió la Comuna de la pavimentación de 253 vialidades, pues si hubiera entrado en el tema de la medición se habría comprobado la mentira del alcalde.


CAMBIO publicó que de acuerdo a las actas notariales signadas por la titular de la Notaría 52, la revisión de las vialidades construidas en el primer año de la administración riverista, se limitó a observar que las calles descritas en las asignaciones de obras estuvieran pavimentadas, pues eso fue lo que específicamente se le pidió.


La tricolor mencionó que el número de obras que certificó la notaria es el número real de las calles que hizo el edil: “después de que la notaria certificó, a ella le tendríamos que creer, ya no a la noticia administrativa, a la página de Transparencia ni a lo que diga el alcalde, que se le crea a ella, el tema es que sólo avala 253 calles”.


Aseguró que los servicios que la fedataria ofreció al Ayuntamiento para comprobar que el programa “estrella” del alcalde capitalino se cumplieron a cabalidad, terminó por demostrar que el proyecto resultó “una tomada de pelo para los poblanos porque no cumplió su promesa, un programa de mentira para verle la cara a los ciudadanos”.


Acusó al secretario de Gestión Urbana y Obra Pública, Felipe Velázquez Gutiérrez, de haberle pedido a Judith Espejel sólo revisar que se hicieran las calles y no que verificara la medias de 85 metros lineales por 8 de ancho, situación medular para comprobar que se hicieron las mil calles: “la responsabilidad no es de la notaria si no del secretario que no le dijo las especificaciones técnicas, longitud y superficie que se tenían que revisar”.


Recordó que desde el inicio del arranque del programa surgieron los números mágicos sobre el número de las calles que se iban realizando y que siempre existió distorsión sobre los avances del programa entre el edil y Velázquez Gutiérrez: “no había medida estándar y hay cifras mágicas de cómo avanzaron en la administración, ellos pusieron su medida que no está en el oficio, no mencionara el ancho ni las dimensiones, fue una propuesta electoral”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas