Lalo tira a la basura herencia de Alcalá en transparencia


No es fiel a su eslogan: “Puebla es la ciudad que queremos”, pues el ayuntamiento cayó dramáticamente a nivel nacional


Durante los primeros meses de la administración de Rivera Pérez se redujo la calificación del Ayuntamiento poblano que, de 91 puntos que mantenía la exalcaldesa pasó a 89.5, es decir, hubo un descenso de 1.5 puntos


Jorge Luis Hernández


Eduardo Rivera Pérez desperdició la herencia que le dejó Blanca Alcalá, pues Puebla capital perdió cuatro posiciones en el ranking nacional del Cimtra y dejó de ser el municipio más transparente del país para situarse en la quinta posición.


Según los resultados de la novena evaluación de 2012, presentado ayer en la Universidad Iberoamericana de Puebla, el organismo evalúa en tres grandes bloques el nivel de transparencia de los ayuntamientos, siendo la información a la ciudadanía, los espacios de comunicación gobierno-sociedad y la atención ciudadana, los aspectos más relevantes.


Durante los primeros meses de la administración de Rivera Pérez se redujo la calificación del Ayuntamiento poblano que de 91 puntos que mantenía la exalcaldesa pasó a 89.5, es decir, que hubo un descenso de 1.5 puntos.


Este año la organización apenas pudo otorgar un total de 71.7 por ciento de calificación debido a las deficiencias de la información presentada en cuanto a recursos de obras, bienes inmuebles y usos, así como de administración y urbanidad se refiere.


La mediocre calificación se desglosa en: gastos con el 10 por ciento; obras 61 por ciento; bienes y usos 76 por ciento; administración 26 por ciento; urbanidad 40 por ciento; así como consejos, participación ciudadana, cabildo y atención ciudadana que cubrieron al 100 por ciento.


Comuna se justifica


María del Carmen Leyva Bathory, coordinadora de Transparencia del Ayuntamiento, justificó la calificación del Cimtra y el descenso del ranking nacional, argumentando:


“Definitivamente no es una mala intención de Cimtra sino lo que está sucediendo aquí es que se pone a evaluar en el momento en que él lo determina para ver cómo está el municipio, ni nos avisa, ni nos consulta, ni tienen una norma de decirte ‘oye, la próxima semana te voy a evaluar, actualiza la información’. Ellos agarran un día equis, no sé cómo lo determinen, eso es interno y empiezan su evaluación”.


Ayer, en una rueda de prensa organizada de manera exprés, Leyva Bathory intentó minimizar el tema y echar campanas al vuelo con el resultado: “nos complace ser el municipio más transparente del estado, nos complace ser el municipio capital del país más transparente además de estar en los cinco primeros lugares evaluados en este año, somos punta de lanza este año. El día de hoy Cimtra nos da a conocer que obtuvimos la calificación de 71.7 sobre 100 puntos de acuerdo a su evaluación realizada el día 11 de marzo de este año.”


La funcionaria municipal demostró su desconocimiento de los temas de la dependencia, argumentando que el desplome era consecuencia de los raros parámetros de evaluación del Colectivo Ciudadano por Municipios Transparentes (Cimtra).




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas