Siete goles en total recibió Lobos


Perdió en el partido de regreso de la final de Liga de Ascenso


La jauría nada más se quedó con el subcampeonato, por lo que tendrá que esperar el siguiente torneo para poder disputar el ascenso a la Primera División


Gerardo Ruiz


Lobos BUAP cayó por goleada de 4 goles a 0 contra León, en el partido de vuelta jugado la noche del sábado en el estadio Camp Nou, quedando un marcador global de 7-3. Con un estricto arbitraje que expulsó a tres jugadores poblanos, La Jauría vio terminadas sus esperanzas de pelear el ascenso a la primera división mexicana.


Los dirigidos por Sergio Orduña no pudieron contra un poderoso equipo del Bajío, quien con la superioridad numérica en hombres, aprovechó al máximo los espacios que se les presentaron, y con tres anotaciones del delantero felino Sebastián Maz, en el segundo tiempo y tras las expulsiones de los universitarios, sentenció el cuarto campeonato de la Liga de Ascenso para los Panzas Verdes.


El sueño de los Licántropos tuvo un abrupto final por falta de concentración, una mano del árbitro Gerardo García y un León que salió a ganar a como diera lugar, Lobos perdió por marcador global de 7-3.


La escuadra poblana nunca logró descifrar el planteamiento del técnico de León, Gustavo Matosas, quien tiró desde el primer minuto a su equipo al frente, con veloces ataques por las bandas, encabezados por Hernán Darío Burbano. El cuadro del Bajío, después del baile que le dio a Lobos en los primeros minutos del encuentro, vio reflejada su superioridad al minuto 22, con el gol de Carlos Peña.


A pocos minutos de terminar la primera mitad, la noche se vino para los universitarios. Jair García, que había sido el héroe en el primer partido de la final, se convirtió en el verdugo, en una clara muestra de desconcentración e impotencia, en una jugada en la banda pisó infantilmente en el pecho a un rival por lo que fue expulsado instantáneamente.


Para el complemento y con uno menos, los poblanos tuvieron que salir a defender su portería para mantenerse aún con vida, lograron aguantar los sofocones hasta el minuto 67, cuando las ligeras esperanzas de seguir peleando por el campeonato se derrumbaron. El árbitro García expulsó al segundo jugador felino, Daniel Tehuitzil, quien nuevamente perdió el control y pisó a Sebastián Maz, el mediocampista abandonó el terreno de juego y dejó con nueve a su equipo.


Con la desesperación a cuestas, una vez más los universitarios siguieron dando patadas, y fue turno de David Jiménez, quien acumuló dos tarjetas amarillas y se tuvo que ir directamente a las regaderas.


Con ocho jugadores en el campo, los poblanos se defendieron como pudieron, pero ello no fue suficiente para evitar la goleada, Sebastián Maz colocó el 2-0 y completó su triplete con anotaciones a los 82 y 84 minutos.


Así termino de manera gris la gran temporada que hizo el equipo de Lobos BUAP, los jugadores poblanos fueron sus propios demonios, la inexperiencia y falta de concentración jugó en su contra, dejaron ir la oportunidad de pelear por el ascenso.


Sin embargo, habrá que felicitar a una directiva, encabezada por el rector de la universidad, Enrique Agüera Ibáñez, y complementado por el director deportivo, Roberto Ruiz Esparza, por haber armado un gran proyecto con la creación de un magnífico estadio, basándose en su cantera y haciendo sacrificios por su afición.


Si bien se perdió una batalla, no así la guerra. Los universitarios van por el camino indicado y siguiendo así pronto los veremos en el máximo circuito del fútbol mexicano.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas