Besatón contra la homofobia


Parejas de la comunidad LGBTTTI se besaron para exigir un alto a la discriminación


Onán Vázquez, presidente de la organización Vida Plena, relató que hace 11 años una pareja gay fue golpeada y humillada por unos policías que los hallaron besándose en la vía pública


Xóchitl Rangel



Retando el conservadurismo poblano, decenas de parejas del colectivo LGBTTTI se besaron frente a la catedral, arropados por las ondeantes banderas y los globos multicolores, rociados por confeti y alentados por los aplausos.


Fue el “Besatón”, actividad organizada por distintas agrupaciones civiles defensoras de los derechos sexuales y reproductivos, para conmemorar el Día Internacional contra la Homofobia.


Ante los ojos expectantes de extraños, los gestos de sorpresa, incredulidad y, por supuesto, de repudio, los jóvenes protestaron de esta manera pacífica para exigir tolerancia.


Onán Vázquez, presidente de la organización Vida Plena, relató que hace 11 años una pareja gay fue golpeada y humillada por unos policías que los hallaron besándose en la vía pública.


De acuerdo con la historia, los homosexuales fueron retenidos sin haber cometido un delito, golpeados y orinados por los elementos policiacos.


A partir de ese momento, la comunidad sintió un evidente rechazo hacia las instituciones, principales promotoras de agresiones contra grupos vulnerables.


Vázquez expuso la inocencia de un beso como la más simple muestra de afecto entre una pareja y comparó cómo es que los heterosexuales se besan con normalidad en la calle sin ser perseguidos.


Al inicio del acto simbólico, una mujer le pidió matrimonio a su novia arrodillándose frente a ella y entregándole una argolla.


A partir de ese momento, la conmemoración del día contra la homofobia comenzó con sendos besos.


Más tarde, en un acto de solemnidad se hizo el “pase de lista” de integrantes de la comunidad asesinados en los últimos lustros.


Uno de los momentos más emotivos fue cuando se recordó a Agnes Torres, activista transexual asesinada el pasado 10 de marzo de 2012. La defensora y promotora de los derechos sexuales, especializada en temas de neurociencias e identidad sexual, fue quemada en diversas partes del cuerpo y recibió una herida mortal en el cuello con arma cortante. Las autoridades concluyeron que los responsables mataron a Agnes únicamente para robar su vehículo y poder venderlo, pero para el colectivo LGBTTTI las incógnitas continúan en el aire.


Cabe recordar que, de acuerdo con el balance elaborado por la Comisión Ciudadana contra los Crímenes de Odio por Homofobia, de 1996 a la actualidad se contabilizan 26 homicidios en Puebla.


De esta cifra, tres homicidios se registraron en la década de los 90. Posteriormente, de 2004 a 2012 se registraron 23 asesinatos, seis de ellos cometidos en los últimos cinco meses, pero ninguno de ellos ha sido esclarecido.


Abuchean a los 10 homofóbicos más populares


En el mismo evento, para Héctor Alonso Granados, Paquita la del Barrio y Javier López Zavala sólo hubo abucheos y rechiflas. Las imágenes de estos personajes fueron impresas sobre lonas, por ganarse a pulso la etiqueta de homofóbicos, discriminantes e intolerantes.


También figuraron Luis Mora, director de Normatividad Comercial; Hugo Valdemar, director de comunicación social de la Arquidiócesis de México; Norberto Rivera Carrera, cardenal primado de México.


Asimismo, la senadora Beatriz Zavala; el gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez; el diputado local Héctor Alonso, y el rector de la UPAEP, Alfredo Miranda.


Cada fotografía acompañó las declaraciones más aberrantes de estos personajes como el clásico “asquito” del mandatario jalisciense o el “personas que cambian de sexo”, exclamado por López Zavala en el debate de 2010.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas