Es difícil abrir un negocio en Puebla


Antes de obtener un permiso de construcción, los empresarios deben realizar 13 trámites que les llevan 85 días de espera


El Banco Mundial informó que Puebla cayó seis posiciones en la medición del Doing Business México, para ubicarse en la posición 8


Osvaldo Macuil Rojas


Las dificultades para abrir un negocio en Puebla se acrecentaron en los últimos tres años, pues el excesivo tiempo para tramitar una licencia de construcción ante el Ayuntamiento de la Angelópolis, así como la falta de certeza jurídica por parte del gobierno del estado para hacer cumplir un contrato, tienen a la entidad en la octava posición de las regiones con mayores problemas para echar a andar una empresa.


La medición del Doing Business México 2012, a cargo del Banco Mundial y de la Corporación Financiera Internacional, señala que en los últimos tres años, Puebla cayó seis posiciones en esta medición, pues en 2009 se colocó en la posición 19.


Este estudio toma como referencia al municipio de Puebla para hacer el análisis, pero resalta las responsabilidades tanto del gobierno estatal como municipal en la mala posición que se tiene en el rubro.


La categoría en la que Puebla tiene la peor evaluación es sobre el cumplimiento de los contratos, en que se ubica en el lugar 26 a nivel nacional, pues en promedio un juicio tarda en resolverse 391 días, tiempo en que se ejecutan 38 procedimientos.


En cuanto a la expedición de las licencias de construcción, los empresarios deben resolver 13 trámites y esperar en promedio 85 días para obtener el permiso, por lo que a nivel nacional Puebla se colocó en el lugar 25.


De todos los trámites para obtener este permiso, el que toma el mayor tiempo es el dictamen de impacto ambiental, pues se entrega después de 33 días y tiene un costo superior a los 6 mil pesos.


En ese sentido, el trámite más caro de todos es la solicitud y conexión a los servicios de agua potable y drenaje del Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (SOPAP), el cual cuesta cerca de 70 mil pesos y es entregarlo hasta después de 20 días.


El retraso que muestra la entidad poblana, tanto en el cumplimiento de contratos como en la expedición de las licencias de construcción, se debe a que no se han realizado reformas para reducir los tiempos y los trámites en favor de los inversionistas.


El Doing Businees resaltó que en el estado se han hecho esfuerzos por mejorar en la expedición de las licencias y en la apertura de los negocios, pues se han acercado a los gobiernos de Distrito Federal, Estado de México, Hidalgo, Morelos, Nuevo León y Querétaro para recibir asesoría de manera trimestral.


En cuanto a la apertura de un negocio, los empresarios deben realizar siete trámites y esperar 11 días para poder arrancar las operaciones de sus negocios.


El último rubro que se midió fue el Registro Público de la Propiedad del estado, en el que se requieren siete trámites y más de 40 días para terminar con este requisito.


Puebla se encuentra muy por debajo de los estados en los que resulta más fácil abrir una nueva empresa, siendo el ejemplo más representativo Colima, donde sólo se requieren seis trámites y siete días para completar la operación; además de que la licencia de construcción se obtiene en menos de un mes, tras solventar siete trámites.


 



Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas