5 casos en que un iPhone ataca a su propietario


No todo es miel y sonrisas en el mundo del iPhone; existen casos donde estos preciados dispositivos han atentado contra la integridad de sus dueños


Pijamasurf.com


Sí, sabemos que el iPhone se ha convertido en uno de los más populares objetos del deseo. Su notable diseño, el increíble número de Apps disponibles, su coqueta maleabilidad táctil y el hecho de estar cobijado bajo el más hábil discurso marketinguero de las últimas décadas, han convertido a este smartphone en el nuevo ícono del coolness para toda una generación. Incluso un estudio afirma que los propietarios de este deseado dispositivo tienen mayores probabilidades de acostarse con una chica (o). Sin embargo, no todo es miel y hojuelas en iPhonelandia, ya que algunas poco afortunadas personas han sido víctimas del ataque de su propio teléfono.

 

A continuación te presentamos cinco ataques,  ya sean “verbales” o físicos, protagonizados por iPhones contras sus dueños:

 

Conato de incendio

 

 

El brasileño Ayla Paulo Mota dormía plácidamente cuando se despertó por un intenso olor a humo, a continuación vio su querido objeto despidiendo chispas a escasos centímetros de su rostro y lanzando una humareda que termino por envolver su cuarto.  

 

Vidrio en el ojo

 

 

En 2009 un adolescente francés sufrió lesiones en el ojo luego de que el iPhone de su novia explotara y un vidria saltara a su rostro. 

 

 

Vuelo amenazado

 

 

El año pasado un iPhone puso en alerta a las autoridades australianas luego de que comenzara a emitir una intensa luz roja y despedir una enorme cantidad de humo, causando el pánico de algunos pasajeros.

 

 

Quemaduras en la pierna

 

 

Un adolescente cargaba su iPhone dentro de su bolsillo y al caer un poco de agua sobre su pantalón, el teléfono sufrió un corto circuito que provocó quemaduras en la pierna de su dueño. 

 

Insultos

 

 

Un niño británico de doce años denunció que Siri, el asistente personal que estaba incluido en su iPhone 4, le dijo que se callara el hocico luego de que el usuario le preguntara cuántas personas había en el mundo “Shut the fuck up you little…”, respondió el teléfono. 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas