Encuentran muerto a periodista de Cuernavaca

 

El Universal.com

 

El periodista y político priísta René Orta Delgado fue encontrado muerto en el interior de su camioneta con matrícula del DF. El subdirector de Comunicación Social de la Procuraduría General de Justicia del estado, Efraín Vega Giles, dijo que el cuerpo aparentemente no tenía huellas de impacto de bala, aunque pidió reservar las causas de la muerte hasta que concluyan los trabajos del Servicio Médico Forense.

 

Precisó que el cadáver se encontró en la puerta trasera de la camioneta y su cara estaba cubierta con un paliacate sujetado a su cabeza con cinta adhesiva industrial.

 

Vega Giles informó que de acuerdo con la denuncia presentada por sus familiares la mañana de ayer por el delito de desaparición de persona, el periodista morelense fue visto por última vez la madrugada del sábado en un bar-restaurante de Cuernavaca con varias personas.

 

Un testigo de ese encuentro en el bar dijo que entre los hombres que convivían con el periodista se encontraba un ex elemento de la Policía Ministerial. De acuerdo con el servidor público no había antecedentes de alguna amenaza que pesara contra el periodista por su actividad reporteril.

 

René Orta se desincorporó de la actividad periodística hace 3 meses aproximadamente luego de ser nombrado presidente del organismo priísta “Jóvenes emprendedores de Morelos” que surgió para promover al candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto. De hecho Vega Giles dijo que en la camioneta del reportero fue encontrada propaganda política del abanderado priísta, la cual estaba ordenada en el asiento trasero del vehículo.

 

Orta Delgado inició su actividad profesional hace 23 años aproximadamente, en el desaparecido periódico Opción de Morelos y de ahí se fue al Sol de Cuernavaca, donde laboró la mayor parte del tiempo como periodista en la cobertura de las fuentes de justicia penal, la llamada nota roja.

 

La camioneta del reportero fue hallada en la calle del Hueso, a 150 metros de la estación de Radiofórmula Morelos. El cristal del chofer estaba abajo y no se detectaron huellas de sangre.


 
 
Todos los Columnistas