Descarta López Obrador cambio en su estrategia de seguridad

11:00


El candidato de la izquierda reiteró que él no tiene enemigos sino adversarios, a los que no odia y sí respeta y que espera que este sentimiento sea mutuo

Informador.com

 

El candidato presidencial del Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, descartó la posibilidad de un cambio en su estrategia de seguridad personal, luego de que ayer fue detenido un hombre armado que se le acercó en un mitin en Ecatepec, Estado de México.

En su conferencia de prensa matutina, el abanderado de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano minimizó el hecho al señalar que no fue nada de preocupación.

Comentó que si ese sujeto hubiera tenido intención de atentar contra su persona lo hubiera hecho, sin embargo no hubo ese propósito, y detalló que "lo vi cerca, me detuvo fuerte, yo también lo agarré fuerte, no hizo ningún intento de nada; tenía la pistola en la bolsa".

Al ser cuestionado sobre si no teme por su vida, dijo que el que lucha por la justicia no tiene nada que temer, y añadió que "todos los mexicanos corremos riesgo, más en esta situación de crisis".

El candidato de la izquierda reiteró que él no tiene enemigos sino adversarios, a los que no odia y sí respeta y que espera que este sentimiento sea mutuo.

Hasta el momento, expuso, no tiene más información sobre el individuo armado, sólo que fue entregado a un policía, y aseguró que a quien le interese se le darán todos los datos.

En otro tema, López Obrador expresó su beneplácito por las manifestaciones de apoyo organizadas por jóvenes en varias partes del mundo, máxime cuando no fue a convocatoria suya, lo que dijo refleja un elevado grado de conciencia ciudadana.

Consideró importante que la gente participe en el activismo y que esas muestras de solidaridad y apoyo se den sin violencia, pues el cambio democrático debe concretarse en forma pacífica.

A su parecer, el candidato de la coalición Compromiso por México, Enrique Peña Nieto, "va en picada y no tienen cómo detener la caída, por eso sus facultativos o asesores se reúnen a diario para hacer el control de daños".

Consideró que a diferencia de 2006, la estrategia mediática para encumbrar a un candidato no les está funcionando, pues además existen las redes sociales donde la gente se expresa y aclara señalamientos en su contra.

López Obrador consideró que esa situación y la organización de la gente lo tienen mejor posicionado que en 2006, pues "me siento respaldado por la iniciativa de la ciudadanía", y subrayó que sólo el pueblo puede salvar al pueblo.

Negó que por su parte exista una guerra sucia y menos aun una campaña de odio contra el abanderado de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM), lo cual, sostuvo, son inventos del equipo de Peña Nieto, "nosotros no odiamos a nadie".

En respuesta a quien señala que llenar plazas públicas no asegura el triunfo en las urnas, dijo que tenerlas "vacías menos", e insistió en que cada persona debería hacer una encuesta con familiares y amigos para darse cuenta de que la preferencia de la ciudadanía le favorece a él.


 
 
Todos los Columnistas