Choca Policía municipal con ambulantes en el Centro


El saldo fue de 20 comerciantes heridos. Además, se informó que se dio de baja a dos elementos de Normatividad y a dos uniformados por filtrar información de operativos


El líder de los comerciantes, Guillermo López, comentó que la refriega inició cuando elementos de la corporación empezaron a confiscar su camioneta y el automóvil de una comerciante; al percatarse del hecho, intentaron impedirlo y fue cuando se originó el enfrentamiento a golpes


Víctor Hugo Juárez



La Policía municipal desalojó con violencia a comerciantes ambulantes de la 16 Poniente, lo que derivó en un enfrentamiento entre ambos; el saldo final fue de 20 comerciantes heridos. Después de que el Ayuntamiento de Puebla aseveró que prohibiría que los comerciantes se instalaran en el Centro Histórico, y que realizaría un operativo de desalojo, se ocasionó un enfrentamiento entre ambas partes el pasado viernes.


El operativo dio inicio alrededor de las 16 horas, cuando haciendo uso de la fuerza pública, los uniformados empezaron a desalojar uno a uno a los más de 400 comerciantes de productos perecederos de la Asociación de Ambulantes Independientes Fuerza 2000, que vendían a los alrededores del mercado 5 de Mayo.


Después del desalojo, los uniformados cerraron los cuatro accesos del cruce de la 16 Poniente y 5 Norte, impidiendo el paso a automovilistas y peatones que circulaban por la zona. Entre gritos, la gente no paraba de insultar a los uniformados, principalmente a un funcionario que grababa los hechos desde la parte alta de un edificio. Los propios comerciantes aseguran que se trataba del secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, Amadeo Lara Terrón.


El líder de los comerciantes, Guillermo López Cruz, comentó que los golpes iniciaron cuando elementos de la Policía municipal empezaron a confiscar su camioneta, una Suburban azul modelo 2005, al igual que el automóvil de una compañera comerciante, quien lo describió como un Bora guinda del año 2007. Por lo tanto, al percatarse del hecho, comerciantes intentaron impedirlo y fue ahí cuando se originó el enfrentamiento a golpes.


Federico López, mano derecha del líder de comerciantes, denunció que los uniformados empezaron a golpear y rociar con gas lacrimógeno a todos los presentes, sin hacer distinción si eran hombres, mujeres o niños, situación que desató la furia de los ambulantes y provocó que respondieran a los ataques con palos y piedras.


Ambos líderes aseguraron que en el momento del operativo, los comerciantes ya no se encontraban vendiendo, por lo que desconocen la causa de la violencia en su contra, pues además de rociar gas lacrimógeno, al menos 20 resultaron heridas. “Se pusieron bien pesados, incluso llegaron a romper una macana en la espalda de uno de los compañeros”, dijo López Cruz.


El dirigente aclaró que él está en la mejor disposición de abandonar las calles, siempre y cuando las autoridades designen un lugar específico donde puedan realizar sus actividades de comercio. Sin embargo, comentó que estas peticiones han sido ignoradas desde administraciones pasadas.


La versión oficial de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) señala que los vehículos levantados se encontraban estacionados en lugares prohibidos, por lo que aseguran que en todo momento se actuó conforme a los procedimientos que marca la ley en estos casos; igualmente, informó que ya iniciaron un proceso legal en contra de Guillermo López Cruz por resistencia a particulares, lesiones dolosas, asociación delictuosa y amenaza en contra de los servidores públicos.


PGJ abre investigaciones


Durante este operativo, se montó un dispositivo para detectar fugas de información dentro de los cuerpos policiacos. Como resultado de esta estrategia, quedaron al descubierto cuatro elementos, dos de ellos miembros de la SSPTM y dos más de la Unidad de Normatividad y Regulación de Comercio, quienes hacían uso indebido de sus funciones, pues informaban a los comerciantes de los operativos sorpresa para que guardaran su mercancía.


Los uniformados procesados responden a los nombres de Benito Jorge Torres Olmos y Víctor Hugo Texca Rendón, de la Unidad de Normatividad, mientras que por parte de la Secretaría de Seguridad, Javier Cesario Díaz Pérez y Leopoldo Cervantes Segura ya enfrentan un proceso ante Asuntos Internos.


Finalmente, los comerciantes dijeron que realizarán la denuncia correspondiente ante las autoridades correspondientes, aunque manifestaron su desconfianza al respecto debido a que es la misma administración en los tres niveles de gobierno.


Asegura el alcalde Eduardo Rivera


“Contraloría ya abrió procesos vs destituidos”


Gerardo Ruiz


Los cuatro elementos del gobierno municipal -dos funcionarios de la Unidad de Normatividad y Regulación Comercial y dos uniformados de la SSPTM- serán investigados por la Contraloría, así lo dio a conocer el edil capitalino, Eduardo Rivera Pérez.


“No solamente tendrán que ser sancionados, sino que quede claro que no vamos a permitir que hacia adentro de la administración quieran boicotear el ejercicio del gobierno”.


Ante los actos de corrupción que se presentan constantemente en la Dirección de Normatividad Comercial, encabezada por Luis Mora Velasco; Rivera Pérez comentó que deben prestar atención por los reiterados actos de complicidad, y aseveró que cualquier funcionario que viole la ley se irá de “patitas a la calle”: “a nosotros nos compete aquellos funcionarios que quieran violar la ley o que permiten este tipo de violaciones, se van a la calle”.


Avala Canaco retiro de comerciantes informales


Osvaldo Macuil Rojas


LA Cámara Nacional de Comercio (Canaco) avaló el operativo que realizó el fin de semana el Ayuntamiento para retirar a los ambulantes de la vía pública, y recomendó que este tipo de acciones se lleven a cabo de manera periódica para solucionar el problema.


El presidente del organismo, Alfredo Arismendi Domínguez, consideró que la Dirección de Normatividad y Regulación Comercial debe implementar operativos periódicos, pues la presencia de los ambulantes afecta seriamente la actividad de los comerciantes formales que pagan sus impuestos.


“El desarrollo del municipio se ve afectado por la competencia desleal que genera el comercio informal a los negocios establecidos que están al corriente en sus obligaciones fiscales”, añadió.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas