CMIC tras el segundo piso de la autopista


Asegura el tesorero de la agrupación que por lo menos el 10 por ciento de sus socios tienen capacidad financiera para el proyecto


Osvaldo Macuil Rojas


Tras el anuncio del gobernador Rafael Moreno Valle del proyecto para construir un segundo piso en la autopista Puebla-México, los socios de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) levantaron la mano y afirmaron tener capacidad financiera para ejecutar esta vialidad.


Tras la celebración del Día de la Cruz, el tesorero del organismo empresarial, Antonio Hernández González, afirmó que 10 por ciento de los 200 socios del organismo tiene capacidad financiera para ejecutar este proyecto, que asciende a 12 mil millones de pesos.


Detalló que los empresarios del ramo tienen capacidad financiera, debido a que tienen facilidad de ingreso a financiamientos que les permitirían acceder sin ningún contratiempo.


“Vivimos en una época en la que el financiamiento está en boga, por ello las empresas de la cámara estamos trabajando en ello”, expuso el integrante de la CMIC.


Sostuvo que ya han mostrado su interés de participar en este proyecto, por lo que han presentado estudios, sus estados de cuenta, y han garantizado el acceso a financiamiento, ya sea de instituciones nacionales o internacionales.


“Después del 5 de mayo, el gobernador anunciará grandes proyectos, en donde estamos seguros que las empresas de la Cámara estaremos participando activamente”, enfatizó.


El tesorero de la CMIC dijo que “el gobernador está consiente de que la Cámara esta apoyando en algunas de las obras del 5 de Mayo”, por lo que tiene confianza en que serán tomados en cuenta para los nuevos proyectos.


Sindicatos se quejan de atención en el IMSS


Durante la celebración del Día de la Cruz, el líder del Sindicato de la Construcción Ignacio Zaragoza, Miguel López Zepeda, detalló que los trabajadores del ramo tienen serias dificultades para que en el Instituto Mexicano del Seguro Social les brinden atención médica.


En este sentido, detalló que el caso más reciente se presentó recientemente, cuando un trabajador accidentado no recibió atención inmediata debido a que le pedían la “hoja rosa”, y ésta ya no se usa en la institución.


Además, denunció que el IMSS no acude a las obras para revisar que los patrones den de alta a sus trabajadores en la institución: “nos da lástima que el Seguro Social llegue cuando la obra ya está terminada y le dicen al patrón ‘me debes’, y entonces medio cumple, pero el beneficio ya no es para el trabajador”.


En este sentido, detalló que en 40 por ciento de las obras que se ejecutan en Puebla, los trabajadores no están afiliados a un sindicato que vele por sus derechos laborales.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas