Cárdenas es idóneo, pero no cubre el perfil completo


El académico no cumple con el requisito de imparcialidad para ser el moderador del debate entre los candidatos al Senado de Puebla


El director del CEEY mantiene una estrecha relación con la candidata priista, Blanca Alcalá Ruiz, incluso colaboró con un texto en materia económica para su libro Repensar México


Osvaldo Macuil Rojas


Enrique Cárdenas Sánchez reúne todos los requisitos para ser moderador del debate entre los candidatos al Senado convocado por el Consejo Coordinador Empresarial, excepto uno: su imparcialidad.


El exrector de la Universidad de las Américas Puebla y director ejecutivo del Centro de Estudios Espinosa Yglesias mantiene una estrecha relación con la candidata priista Blanca Alcalá, al grado de participar como colaborador en el libro que recientemente presentó la exalcaldesa de Puebla, intitulado Repensar México.


El titular del CEEY colaboró con un texto sobre temas económicos dentro del libro que presentó Alcalá en marzo Alcalá, el cual llevó como título: “Hacia una reforma hacendaria y de protección social”.


Enrique Cárdenas fue rector de la UDLAP durante el periodo 1985-2001, siendo una de las etapas más importantes y de mayores éxitos para la institución privada. Sin embargo, casi de manera forzada tuvo que dejar el cargo y cedérselo a Nora Lustig.


En el curriculum del doctor en Economía por la Universidad de Yale, destaca que se ha desempeñado como asistente de investigación del Banco de México de 1975 a 1977, asistente de la subdirección económica de 1977 a 1978; director de Análisis Económico de la Unidad de Crónica de Presidencia de la República durante el periodo 1983-1986; así como director general de ingreso, capacitación y certificación de la Unidad del Servicio Profesional de Carrera y Recursos Humanos de la Secretaría de la Función Pública, de 2004 a 2005.


Además, hasta 2011 fue parte del Consejo Consultivo de la Comisión Federal de Telecomunicaciones, a la cual renunció el 8 de julio del año pasado debido a un problema de intereses con su cargo al frente del CEEY.


Su gran trayectoria académica y profesional le permitió ser contemplado por el Partido de la Revolución Democrática, en 2008, como un posible candidato a la presidencia de la Angelópolis.


En octubre de 2011, el Centro de Estudios Espinosa Yglesias calificó con 4.33 el plan de desarrollo estatal del morenovallismo. Sin embargo, el gobierno del estado refutó este resultado y acusó a la organización de Enrique Cárdenas de imparcial, debido a que dos personas de las que ejecutaron este estudio tenían conflictos de interés, debido a que uno de ellos trabajó en el marinismo y otro fue despedido de la actual administración.


Sobre esta situación, Enrique Cárdenas nunca quiso hablar, pese a que se le preguntó en reiteradas ocasiones.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas