Promete AMLO restituir Luz y Fuerza del Centro


El candidato presidencial de la izquierda dijo que su compromiso es un acto de justicia y no para ganar votos


El abanderado del Movimiento Progresista llegó retrasado dos horas a su evento. No obstante, tuvo un recibimiento impresionante de las más de 8 mil personas que se congregaron en el zócalo


Osvaldo Macuil Rojas /Huauchinango, Puebla/ Enviado Especial/




La popularidad del candidato a la Presidencia de la Republica, Andrés Manuel López Obrador, reunió a más de 8 mil poblanos procedentes de la Sierra Norte en el zócalo de Huachinango, ante quienes el abanderado por el Movimiento Progresista se comprometió a restituir la paraestatal Luz y Fuerza del Centro y con ello reactivar la economía de la región.


A pesar del retraso de más de dos horas del tabasqueño, pues el mitin en Huachinango estaba programado a las 7 de la noche, la gente lo esperó y lo recibió con el grito de “presidente, presidente”, y en todo momento ovacionaron sus propuestas en materia laboral, económica y energética, siendo la oferta de que la presa de Necaxa vuelva a funcionar con Luz y Fuerza del Centro la que provocó la mayor euforia entre los presentes.


Y es que la decisión que tomó el gobierno federal el 10 de octubre de 2009 deterioró la economía de la Sierra Norte, pues más de 4 mil familias dependían de esta actividad.


Ante ello, López Obrador afirmó que su propuesta no tiene como objetivo primordial conseguir votos en la Sierra Norte de Puebla, sino que es una lucha de sus ideales para combatir una injusticia que cometió el gobierno federal, bajo el argumento de que la empresa dejó de ser rentable.


“Les vamos a restituir su empleo a los trabajadores, vamos a restablecer una empresa pública. Han hecho una leyenda negra del Sindicato Mexicano de Electricistas y han querido justificar la injusticia de dejar sin empleo a más de 40 mil personas bajo el argumento de que dejó de ser rentable.


”Yo no lucho por votos, yo lucho por ideales, no por cargos públicos, lo que me mueve no es la ambición por el dinero”, enfatizó.


La visita de López Obrador a Huachinango reunió al líder nacional del SME, Martín Esparza, y a los candidatos a diputados federales y senadores encabezados por Manuel Bartlett Díaz, e inclusive sirvió para que estuvieran juntos los irreconciliables José Juan Espinosa y Armando Etcheverry, ante quienes se comprometió a regresar en julio próximo como Presidente de México y, desde el municipio poblano de la Sierra Norte, iniciar con la construcción de una política de desarrollo social.


Desde Huauchinango, nuevamente el candidato de las izquierdas advirtió a la lideresa vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que una vez que llegue a la Presidencia tendrá que hacerse a un lado para permitir que el sistema educativo pueda mejorarse.


“El Peje” calificó a la creadora del partido Nueva Alianza de ser una “mujer hábil”, pues en 2006 se alió con el PAN para tener el control de la Secretaria de Educación Pública, mientras que para 2012 la alianza es con Enrique Peña Nieto, quien en caso de que gane la elección, la nombraría titular de esa dependencia. A pesar de ello, sostuvo que su gobierno será incluyente y tendrá cabida desde sus simpatizantes hasta sus adversarios, “quienes tienen garantizadas sus libertades”.


En materia económica, se comprometió a eliminar el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU), pues se requieren incentivos que permitan el crecimiento de las pequeñas y medinas empresas, sector que genera 90 por ciento de los empleos.


En este sentido, resaltó que éstas requieren incentivos y apoyos, pues el gobierno mexicano sólo brinda beneficios a las grandes empresas, las que, inclusive, ni siquiera pagan impuestos: “hay un gobierno al servicio del 1 por ciento de los mexicanos, y el 99 por ciento no es atendido”.


Al término del evento masivo, la gente volvió a vitorear al tabasqueño con los gritos de guerra, “Obrador, Obrador”, “presidente, presidente” y “es un honor estar con Obrador”, mientras de fondo se escuchaba la canción oficial del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), y el candidato presidencial agradecía las muestras de afecto.


Como sucedió en el mitin de San Pedro Cholula, López Obrador volvió a dejar en claro que Manuel Bartlett Díaz es parte fundamental de su equipo, pues aunque no hubo un discurso alusivo, antes de descender del templete, se enfundó en un abrazo fraternal con el exgobernador de Puebla.


Si el recibimiento que Huachinango le dio al aspirante presidencial fue impresionante, la despedida tuvo un final más emotivo, ya que durante el recorrido que realizó desde el escenario hasta su camioneta, la gente lo abrazó y se tomó fotos con él por más de 10 minutos, sin que López Obrador mostrara molestia alguna.


La agenda del aspirante de las izquierdas continuará este día por Puebla. Primero, a las 7 de la mañana, ofrecerá una rueda de prensa en un hotel de la zona de Angelópolis, y por la tarde estará en Izúcar de Matamoros en otro evento masivo.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas