Augusta regresa por su dieta legislativa


Resultó una farsa la solicitud de licencia de Díaz de Rivera en el Congreso de la Unión


La candidata panista al Senado envió una misiva a la Comisión Permanente para informar su reincorporación a las actividades de la Cámara de Diputados a partir del 11 de mayo para recibir a tiempo su quincena


Xóchitl Rangel


Augusta Díaz de Rivera simuló su separación de la diputación federal para supuestamente concentrarse en su campaña por el Senado, pero este miércoles regresó a San Lázaro para cobrar su jugosa dieta mensual, superior a 150 mil pesos.


A sólo unos días de haber solicitado licencia, “la chapulina” se reincorporó a las actividades legislativas, justo a tiempo para cobrar el sueldo que ostenta como integrante del Congreso de la Unión.


La flamante vocera de Josefina Vázquez Mota envió una misiva a la Comisión Permanente para informar su reincorporación a las actividades legislativas a partir del 11 de mayo.


Es decir, que “Tití” incluso falseó la fecha de su retorno para recibir a tiempo su quincena correspondiente.


De acuerdo con el documento dirigido al senador José González Morfín, quien es presidente de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, “la chapulina” se cobijó en el artículo 16 del Reglamento Interno de la Cámara de Diputados para -sin ninguna explicación de por medio- adherirse nuevamente a la legislatura.


“Sirva la presente para enviarle un cordial saludo y al mismo tiempo solicitarle, con fundamento en el artículo 16 del Reglamento de la Cámara de Diputados mi reincorporación al cargo de diputada federal a partir de esta fecha”, cita la carta.


El pasado 17 de abril, Augusta Díaz de Rivera recalcó que no renunciaría al cargo de diputada federal pues hacerlo generaría un colapso en San Lázaro, además de que minimizó el perfil de su suplente, Andrés García, al decir que no estaba “empapado” de los temas legislativos.


Pese a que su compañero de fórmula Javier Lozano criticó a “los chapulines” que conservan su curul en la Cámara Baja y, al mismo tiempo, se postulan por un nuevo cargo de elección popular, “Tití” insistió en triplicar funciones como legisladora federal, candidata al Senado y vocera del CEN del PAN.


En medio del ridículo en su obstinación para “conservar su hueso”, Augusta tuvo que pedir licencia el 27de abril.


Aquella ocasión habló de su congruencia como militante panista para dedicarse de lleno a la campaña electoral y no afectar el trabajo proselitista del albiazul, pero su farsa duró muy poco pues este día se oficializó su regreso a la legislatura.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas