Espino traicionó al PAN desde 2007


Acusó Pedro Gutiérrez que el exlíder del PAN pidió protección para el “Góber precioso” por el escándalo Lydia Cacho


El panista reveló que fue el entonces líder del PAN quien blindó la imagen de Mario Marín e instruyó a la militancia a no utilizar el escándalo de la periodista para golpear mediáticamente la imagen del exgoberndor


Xóchitl Rangel


Manuel Espino traicionó al PAN desde la campaña local de 2007, cuando pactó con Mario Marín para que los candidatos del albiazul no atacaran al entonces mandatario estatal con los audios del escándalo Cacho, acusa Pedro Gutierréz, que en ese momento era candidato a diputado local.


El actual regidor recuerda los pasajes de esa negociación para CAMBIO: “la adición de Espino a la campaña del candidato presidencial Enrique Peña Nieto no representa un golpe para el PAN, pues este personaje hace mucho dejó de abonar a la unidad de partido”.


Afirmó que en agosto de 2007, Espino blindó la imagen del “Góber precioso” e instruyó a la militancia a no utilizar el escándalo de la periodista Lydia Cacho -quien fue víctima de distintas violaciones a sus garantías individuales- para golpear mediáticamente la imagen de Marín.


“Es una actitud que venía fraguándose desde hace años con el PRI. En 2007, el entonces presidente nacional del PAN vino a darnos instrucciones muy precisas para encubrir el tema de Mario Marín (…) Nos pidió a los candidatos a diputados locales no tocar con el pétalo de una rosa al gobernador porque, según él, era un tema olvidado”, comentó.


Si bien Gutiérrez desconoció si Marín y Espino mantenían una camaradería o complicidad, consideró que el panista siempre atendió a sus intereses, aun cuando ello implicara pactar con otras fuerzas partidistas.


El colaborador más cercano del aspirante al Senado, Javier Lozano Alarcón, dijo que la rebeldía de Espino no preocupa al PAN ni pone en jaque su fortaleza de cara al próximo proceso electoral.


En tanto, Juan Carlos Mondragón Quintana coincidió en que el coqueteo de Manuel Espino con el PRI es un asunto de antaño y desestimó que su incorporación al equipo de Peña Nieto reste votos al albiazul.


El dirigente panista recordó que hace dos años, Espino respaldó abiertamente al candidato priista a la gubernatura de Durango, Jorge Herrera, lo que además de evidenciar su calidad moral le valió la expulsión del partido.


Sólo fue un voto: Lalo


Gerardo Ruiz


La salida del antiguo líder de Acción Nacional, Manuel Espino Barrientos, únicamente representa la pérdida de un voto para el partido, así lo dio a conocer el presidente municipal Eduardo Rivera Pérez.


En entrevista, el edil capitalino minimizó el apoyo que brindará Espino Barrientos al candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto. Además, aseguró que el exdirigente nacional panista carece de convocatoria hacia los integrantes blanquiazules del país.


“Es una decisión que por supuesto no comparto, definitivamente es una decisión solamente exclusiva de él, personal de él; por supuesto, no tiene una convocatoria hacia todo el panismo. Es un voto que antes estaba acá y ahora se fue para allá”.


Cabe recordar que Manuel Espino, en días anteriores, anunció que se sumaría a la campaña de Enrique Peña Nieto para promover el voto entre los panistas y así beneficiar al abandero tricolor con la promesa de contar con el respaldo de 900 mil personas.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas