Aguilar Chedraui recibe la señal de su jefe


-Crónica-


Héctor Hugo Cruz Salazar


El gobernador destacaba uno a uno los logros de su administración en materia de salud. El espaldarazo fue muy claro. No pasó desapercibido para nadie. Menos para el destinatario. Jorge Aguilar Chedraui vivió una mañana redonda.


Recién desempacado de España, Aguilar Chedraui fue protagonista junto con su jefe Rafael Moreno Valle de la puesta en marcha de la segunda Semana Nacional de Salud. Esa que oficialmente arrancó el sábado, pero que el gobernador decidió esperar el regreso de su secretario de Salud para hacer en grande la presentación.


Placeó a su funcionario y lo llevó al contacto directo con los asistentes. Fiel a su costumbre -aprendida en el sexenio melquiadista-, Moreno Valle saludó a todo aquel que tuvo enfrente. Apretón de manos a niños y hombres y besos a todas las mujeres. Y en esa inercia, llevó al titular de la Ssa, que pretendió dejar a su jefe saludar a sus anchas a los asistentes. Una y otra vez, Moreno Valle lo acercó para hacer lo propio.


Más de 15 minutos tardó el gobernador en hacer su recorrido. Fraile, viejo lobo de mar, esperaba en el estrado a la expectativa y sin dejar pasar ningún detalle.


Ya instalados en el evento protocolario, Aguilar Chedraui dio un discurso oficial. Cifras por un lado, reconocimiento a la disposición de su jefe para sacar los proyectos de salud. Nada trascendente. Cuidó las formas morenovallistas: sólo el jefe destaca.


Dos diputados más hablaron y se desvivieron en halagos al gobernador. Las participaciones del panista y del priista fueron intrascendentes. Si no hubieran ido, no pasaba nada.


El gobernador tomó la palabra y ahí vino lo bueno.


Destacó la herencia del marianismo y los hospitales que no operaban, el último lugar del Seguro Popular y el desabasto en medicamentos. Los pésimos indicadores en la materia.


Luego, el espaldarazo. Exaltó la reversión de los indicadores. Las obras en hospitales, la inversión millonaria, el primer lugar en afiliación al Seguro Popular. De vez en vez volteó a ver a su funcionario. Nunca lo mencionó por su nombre, pero ni hizo falta.


El evento no fue apto para principiantes. Sobre todo el énfasis que Rafa puso en sus palabras.


*****_


Vecinos de Canoa, La Resurrección, Azumiatla y demás juntas auxiliares de Puebla capital tuvieron cabida en el estacionamiento del Hospital del Niño Poblano. Por lo menos fueron unas 800 personas.


Por la época y por lo que representó el evento, la atención fue casi casi personalizada.


Animadores a diestra y siniestra. Música, ejercicios, chistes y porras.


Decenas de unidades móviles fueron dispuestas en el lugar. Ofrecían consultas para todo y por todo tipo de padecimientos.


La atención del personal, ni se diga. Parecían ser los recepcionistas de un hospital privado que interactuaban con su mejor cliente. Jamás existieron funcionarios de salud más comprensivos que los que estuvieron en el lugar. Ni en los programas de tv. Nada en lo absoluto que reprocharles. Cumplieron al pie de la letra las indicaciones.


Por ello, la espera se hizo más ligera. No hubo quien se quedara sin atención.


Hasta los niños salieron ganones. Les repartieron playeras y pelotas.


Las camisetas blancas en la parte trasera tenían una leyenda sobre la semana de salud. En la delantera, el nombre del programa estrella de la Ssa: Puebla Sana. Las letras en azul pan y panal.


Pelotas al por mayor, también para los niños. Azules, para evitar más especulaciones que las que generaron las playeras.


****-


Para cerrar su día, Jorge Aguilar se dio todo el tiempo del mundo para atender a la prensa.


Y es que, contrario al bozal que le impusieron a uno de sus compañeros de gabinete, el secretario de Salud se dio vuelo para responder a las preguntas de diversos temas que le hicieron los reporteros de la fuente.


Y aunque en principio sólo hablaría sobre su gira por el Viejo Continente, terminó por opinar hasta del Popo.


*****-


Aplicando la máxima del líder estatal del PAN de que hay que creer lo que dicen las columnas sobre los diversos personajes políticos, Jorge Aguilar Chedraui comenzó con el pie derecho su ruta en busca del Charlie Hall. Y lo peor para sus enemigos o adversarios, es que contó con el respaldo de su jefe.


Inicia Segunda Semana Nacional de Vacunación

Elvia García Huerta


Al poner en marcha la Segunda Semana Nacional de Vacunación, que pretende beneficiar más de 600 mil personas, el gobernador Rafael Moreno Valle reiteró su compromiso para garantizar la salud de todos los poblanos.


“Mi gobierno seguirá invirtiendo para ampliar y renovar la infraestructura hospitalaria, ofreciendo a la población servicios de calidad”.


Resaltó que su gobierno se propuso, desde el inicio, alcanzar la cobertura universal de salud y lo logró a través del Seguro Popular, es por ello que presumió que fue el estado que logró el mayor número de afiliados en el primer año de gestión.


Acompañado del titular de la Secretaría de Salud, el mandatario garantizó que habrá un eficiente y honesto manejo de recursos destinados al Seguro Popular, a fin de entregar los mejores resultados a la sociedad poblana.


“La salud es un derecho de todos los poblanos, no puede ser privilegio de unos cuantos, es por ello que Puebla es el único estado del país donde está garantizado al 100 por ciento el cuadro básico de medicamentos”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas