Néstor contradice a Mondragón y defiende al dirigente del PRI


Asegura que no hay nexos entre Fernando Morales y el gobernador, además de defender el panismo de Rafael Moreno Valle


Xóchitl Rangel


Néstor Gordillo se rebeló contra el dirigente estatal de su partido, Juan Carlos Mondragón Quintana, y en contraste defendió al priista Fernando Morales de las acusaciones vertidas por el panista respecto al supuesto servilismo del líder tricolor ante el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas.


Enfatizó que no hay nexos entre estos personajes, como repetidamente acusó Mondragón, pues el mandatario es panista desde hace años, mientras que Morales está concentrado en la promoción de sus candidatos y en el trabajo al interior del Revolucionario Institucional (PRI).


Descartó sentirse ofendido por el inédito reclamo que el presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PAN hizo a Fernando Morales Martínez por no medir con “la misma vara dos hechos similares” en los que se detectaron supuestas anomalías electorales.


Sobre las declaraciones de Mondragón, consideró que se trató de un momento de furia que lo llevó a expresiones meramente viscerales, por lo que no le afecta que el dirigente -impulsado por su enojo contra el PRI- haya reclamado la falta de denuncia contra Gordillo y Blanca Jiménez.


“Depende el contexto en que lo digan, fíjate, esa exaltación, creo que el presidente del PRI llegó a una estación, entiendo la exaltación, entiendo, se sale uno de las casillas, dice uno cosas que a lo mejor fuera de eso no haría”, señaló.


En ese sentido, el extitular de la Secretaría de Desarrollo Social en la administración morenovallista excusó al dirigente priista Fernando Morales por su inequitativo proceder, bajo el argumento de que en el caso del “Lalo-escándalo” hubo pruebas suficientes para denunciar ante la FEPADE.


Mientras que en el tema sobre el uso de un salón de Casa Aguayo, que albergó una reunión entre personal de Desarrollo Social y los aspirantes a diputados federales Néstor Gordillo y Blanca Jiménez Castillo, indicó que no hubo elementos probatorios para acudir ante alguna instancia.


Además recordó que el PRD denunció este caso ante el Instituto Federal Electoral (IFE) mientras que el PRI optó por presentar una queja ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), por el supuesto de la administración municipal de Eduardo Rivera para favorecer a candidatos panistas.


“Son cosas diferentes, precisamente, no sé cómo lo mida ahí Fernando Morales, pero el que denuncia debe comprobar, no había elementos en el caso de Casa Aguayo porque yo sólo fui invitado, en lo otro del audio era totalmente otra situación, pero además no es un delito porque se hizo fuera de horario laboral”, comentó a CAMBIO.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas