Analistas financieros exhiben irregularidades Marín-OHL


Las columnas más importantes de El Universal, Reforma y Excélsior retoman el tema de la cancelación de la concesión del Libramiento Norte


“Capitanes”, de Reforma, calificó como un polvorín electoral este conflicto legal, pues podrán salir a la luz las anomalías de los marinistas, encabezados por Valentín Meneses, quien fungía simultáneamente como secretario de primer nivel y asesor de OHL


Osvaldo Macuil Rojas


El conflicto legal entre el morenovallismo y la firma ibérica OHL por la cancelación de la concesión del Libramiento Norte, ha comenzado a resonar a nivel nacional, pues columnistas reconocidos de medios nacionales coincidieron en que Mario Marín y su secretario de Gobernación, Valentín Meneses Rojas, cometieron serias anomalías al entregar sin licitación de por medio este proyecto.


“Capitanes”, de Reforma; “Nombres, nombres… y nombres” de Alberto Aguilar, en El Universal, y “Activo empresarial” de José Yuste de Excélsior, coinciden en que la principal irregularidad que se cometió durante el marinismo fue haber entregado a Obrascón-Huarte-Lain (OHL) el proyecto sin licitación de por medio, además de haber modificado en dos ocasiones el contrato en detrimento del propio gobierno poblano.


Tras el anuncio de la empresa española de iniciar las acciones legales correspondientes para rescatar la concesión, en la columna “Capitanes” de Reforma, se calificó como un polvorín electoral este conflicto legal, pues podrán salir a la luz las anomalías de los marinistas, encabezados por Valentín Meneses, quien fungía simultáneamente como secretario de primer nivel y asesor de OHL.


“No está fácil para los de la constructora de origen español. Si prenden la mecha, saldrían un montón de cuetes listos para tronar en la feria electoral. Anote: Uno. Que OHL recibió la concesión del gobierno de Marín, sin licitación pública.


”En algún momento cambiaron la concesión arbitrariamente quitándole a la firma ibérica el peso de obtener el derecho de vía por el que pasaría el trazo. Sería el gobierno estatal el que cargaría con el trabajo de negociar con ejidatarios y ‘abrir cancha’ al proyecto, lo que, por cierto, no sucedió”.


Alberto Aguilar, en su columna “Nombres, nombres… y nombres”, publicada por El Universal, pronosticó que para OHL será muy complicado recuperar el proyecto, puesto que lo recibió sin una licitación de por medio.


“Además (el gobierno marinista) aceptó que si OHL no recuperaba su inversión en 30 años, la entidad se obligaba seis meses antes a resarcirle lo erogado, más un remanente del 10 por ciento”.


Además, adelantó que el propio gobierno de Rafael Moreno Valle tiene confianza en ganar el litigio, debido a las anomalías existentes, pues OHL nunca contrató una fianza que garantizara sus obligaciones.


En Excélsior, José Yuste con su columna “Activo Empresarial”, resaltó las prácticas del marinismo con la entrega de proyectos sin licitar, el cambio del contrato que laceraba las finanzas públicas y la ampliación de 5 kilómetros del proyecto original.


“Ya se podrá imaginar las condiciones que traía OHL, donde el gobierno de Marín no sólo le garantizaban toda su inversión, sino que después de los 30 años de concesión, si no llegaba a recuperar su inversión, el gobierno de Puebla le tenía que resarcir la misma más 10% después de impuestos.


”Por si fuera poco, la concesión fue modificada en dos ocasiones, y nos informan que fue para favorecer a la empresa. En primer lugar la liberaron de tener que ser ella la que consiguiera el derecho de vía, y en segundo lugar le ampliaron cinco kilómetros el tramo original”, expuso José Yuste.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas