Apertura 2012, torneo más penoso de la era Henaine


Para rematar, atacaron la identidad del Puebla al imponer un uniforme priista


La Franja roja no ganó más que tres partidos y empató cuatro, sólo pudo ubicarse en el lugar 16 de la tabla general con 13 puntos


Luis Ángel Cabrera


#LosHenaines lograron el torneo más penoso de las cinco temporadas que han estado al frente del Puebla. El torneo Apertura 2012 de la Liga MX dejó para el equipo un rendimiento por debajo de la mediocridad, pues sufrieron 10 descalabros, con un rendimiento en la competencia del 25 porciento, superando incluso el también desastroso torneo que realizaron en Clausura 2011, donde consiguieron el 35 porciento de unidades.


En el presente torneo, la Franja Roja sólo ganó 3 partidos de 17, y a duras penas logró empatar cuatro. Además, quedó en la posición 16 de la tabla general con la pobre suma de 13 puntos.


Su defensa fue la tercera más goleada del torneo, con 27 tantos recibidos, sólo 3 menos que la del Querétaro, la más masacrada. Para rematar, los Enfranjados terminaron antepenúltimos en la zona porcentual, 11 puntos arriba de sus rivales Atlas y Gallos.


Las decisiones que tomó para este certamen la directiva camotera, encabezada por #LosHenaines, provocaron que la Franja Roja fuera un equipo vergonzoso al carecer de una mínima idea futbolística, debido a que tres técnicos tomaron al club a lo largo de la liga: Daniel Bartolotta de la jornada 1 a la 5, Daniel Guzmán de la 6 a la 15 y Carlos Poblete en la 16 y 17.


El Clausura 2011, bajo la dirección de 6 partidos de José Luis Trejo y 11 de Héctor Hugo Eugui, había sido su peor torneo, sumando 5 victorias y un total de 18 puntos, pero en esta ocasión los Henaine lograron abatir el récord de la participación más mediocre de su era.


No sólo fue un torneo pobre en resultados, sino que también en cuestiones administrativas. Para empezar, el club no concretó la firma de patrocinio con una marca de ropa deportiva, por lo que tuvieron que recular y usar una marca “patito” propia de la institución.


Asimismo, la directiva decidió invertir la franja del estampado de su jersey de arriba para abajo y de derecha a izquierda, violando su posición natural. Para rematar, atacaron la identidad del club al asignar un uniforme franjirojo, que consta de una palayera blanca con una diagonal roja, dejando atrás los colores propios de la institución.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas