Reporta PGJ 89 casos de extorsión en lo que va del año

12:15

El responsable de la DGDAI señaló que son 4 las principales modalidades del delito en el estado y emitió recomendaciones a los ciudadanos para prevenir ser sorprendidos por los delincuentes


Víctor Hugo Juárez

 

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) a través de Fernando Rosales Solís, titular de la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto (DGDAI), dio a conocer que en lo que va de 2012 se han recibido 89 denuncias de extorsión, de las cuales 59 se lograron atender antes de que la víctima realizara algún depósito a los delincuentes.El año anterior, de los 126 casos que se reportaron, 99 se atendieron satisfactoriamente.

 

Rosales Solís resaltó la importancia de estar informados ante este delito, debido a que el arma principal en la extorsión es el engaño, pues aseguró que el “factor sorpresa” es lo que hace que las víctimas se alarmen y terminen proporcionando el dinero que los delincuentes les piden, el cual puede ir desde 200 mil hasta el millón de pesos.

 

Detalló que en la entidad existen cuatro modalidades principales de la extorsión, la cual se puede llevar a través de llamadas telefónicas, por mensajes de texto, correo electrónico y de forma anónima.

 

Las llamadas son las más comunes y es donde los delincuentes amenazan con hacer daño a la víctima o su familia, asegurando que se encuentran vigilados, por lo que piden que depositen cierta cantidad a una cuenta bancaria proporcionada por ellos. Por este medio también se hacen pasar por familiares radicados en Estados Unidos que necesitan dinero para regresar. En otras ocasiones usan la voz de un menor que pide auxilio y en otras más se hacen pasar por líderes de organizaciones criminales importantes con el fin de intimidar.

 

Sin embargo, Rosales resaltó la modalidad tripartita, la cual consiste en fingir un secuestro, donde llaman a una primera persona a la que le dicen que tienen a un familiar secuestrado y le ordenan ir a un lugar cerrado donde deberá apagar su celular. Una vez dentro los extorsionadores marcan a un familiar de la primera persona a la que le dicen que la tienen secuestrada, las víctimas al no poder comunicarse con esa primera persona terminan cayendo en el engaño.

 

Debido al crecimiento de este delito, ya es considerado por las autoridades como de alto impacto, por lo que ya no alcanza el perdón del agraviado y los responsables pueden pasar hasta diez años en prisión.

 

El director manifestó que en cada uno de los casos lo primero que debe hacer la víctima es comunicarse con las autoridades, quienes otorgaran una asesoría telefónica a través del número 2-44-68-53.


 
 
Todos los Columnistas