Escritores responden al 'que se jodan' de Bryce Echenique

10:28

Una serie de comentarios, muchos de ellos irónicos, se desataron en las redes sociales, por parte de los detractores del peruano


Excélsior

 

El mensaje “¡Que se jodan!” enviado ayer desde Madrid por el escritor peruano Alfredo Bryce Echenique (Lima, 1939) a quienes desaprueban que se le haya entregado el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2012, dotado con 150 mil dólares, motivó irónicos comentarios de diversos creadores mexicanos, que fueron difundidos en la red social Twitter.

 

Al respecto, el escritor Guillermo Sheridan (@GmoSheridan) tuiteó: “Que manda decir Bryce Echenique que (quien) anda plagiando no es el mismo Bryce Echenique que es él. Y que se jodan 150 mil veces”. Ricardo Raphael (@ricardomraphael) agregó: “¡Que se jodan!, dice Bryce desde su Mundo para Echenique. Que progresen los plagiarios del orbe”.

 

La poeta Raquel Huerta-Nava (@rhuertanava) añadió: “Estoy de acuerdo con JEP (José Emilio Pacheco), premio desdichado el de Bryce Echenique. Un aval de la FIL Guadalajara a los plagiarios”. Martín Moreno (martin moreno @_martinmoreno) adelantó por su parte: “Inició Bryce Echenique su nuevo libro. Empieza así: “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento...”.

 

El autor de Un mundo para Julius y La vida exagerada de Martín Romaña, quien enfrenta desde hace seis años diversos juicios por plagio en sus artículos periodísticos, está en el ojo del huracán desde el pasado 3 de septiembre, cuando el jurado integrado por Calin-Andrei Mihailescu, Jorge Volpi, Julio Ortega, Leila Guerriero, Margarita Valencia, Mark Millington y Mayra Santos-Febres dio a conocer que era el ganador de uno de los premios más importantes de las letras hispanas.

 

Un grupo de escritores y académicos mexicanos pidió al jurado que reconsiderara su decisión y advirtió que premiar con dinero público al autor perjudicaría al premio, a las instituciones convocantes y a la cultura del país, y supondría una “bofetada” para “las víctimas de los plagios”.

 

Pero el jurado ratificó su decisión y, ante la polarización de la polémica, los organizadores del galardón decidieron entregárselo en su casa de Lima y no el 24 de noviembre en la inauguración de la FIL Guadalajara. Ayer, el escritor respondió a las críticas en una entrevista publicada en el diario El País. “Es un grupo de extrema derecha. Hay gente que quiere todos los premios para ellos. Son unos frustrados”, comentó; y sobre los ataques dijo: “Todo ha sido por la maldad de alguien. Por envidia”, declaró. En los comentarios de Twitter al respecto no faltó el toque de humor.

 

El poeta y ensayista Luigi Amara (@leptoerizo) anunció: “Estoy buscando una máscara de Bryce Echenique para pedir mi calaverita”. Y el caricaturista Trino Camacho (@trinomonero) agregó: “Desde Madrid, Bryce Golum Echenique en conferencia de prensa dijo: ‘My precious, Mine! Mine! Mine!’”.

 

El novelista Guillermo Fadanelli (@GFadanelli) confesó que “Varios autores (omito sus nombres por obvias razones) me han ofrecido dinero para que los plagie y poder así ser leídos. Me he negado”. Y el historiador Héctor Aguilar Camín (@aguilarcamin) concluyó: “Mi posición en el caso Bryce. ‘El plagio propiamente dicho, el robo intelectual, es inaceptable’”.

 

Por lo pronto, el próximo 24 de noviembre, la FIL Guadalajara se inaugurará por primera vez en la historia del premio sin que éste sea entregado “in situ” y sin el tradicional discurso de recepción, que ha sido material para la memoria del encuentro considerado el más importante de Iberoamérica en su tipo, que concluirá el 2 de diciembre.


 
 
Todos los Columnistas