A cachetadas resuelven diferencias Islas y el JJ


El diputado del Panal abofeteó al convergente en uno de los anexos del Congreso del estado


Dice el diputado agredido que nunca contestó a las agresiones, es más, que esquivó el manazo en la cara. Sin embargo, testigos aseguraron que sí le contestó con otro manotazo


Luz Elena Sánchez


El diputado del Panal, Víctor Hugo Islas, y el de Movimiento Ciudadano, José Juan Espinosa Torres se liaron a golpes, luego de las diferencias que han surgido entre ambos, derivadas de la asignación de la empresa que se encargará de digitalizar los archivos del Legislativo.


Desde la semana pasada comenzaron los dimes y diretes debido a que el panalista aseguró que su homólogo entregó el contrato de manera irregular a la empresa Consultoría y Servicios de Alta Tecnología (CSAT) relacionada con uno de los militantes de su partido. En respuesta, Espinosa arremetió en su contra, haciendo alusiones personales sobre la falta de calidad moral que tiene Islas para hacer este tipo de señalamientos, pues él mismo incurre en nepotismo al tener a una de sus hijas trabajando en el Legislativo y a uno de sus hermanos en la Secretaría General de Gobierno. Además, recordó que existe una demanda contra Islas pues no paga la pensión alimenticia de dos de sus hijas menores.


Tras esta ola de señalamientos, ayer los legisladores se enfrentaron en uno de los anexos del Congreso del estado, iniciando la pelea Islas al cachetear a Espinosa, según declaraciones de testigos.


En entrevista, el diputado de Movimiento Ciudadano declaró que esquivó los golpes de Islas: “hubo algún intento del diputado Islas por soltar un par de cachetadas en una de las oficinas en donde estaba José Alarcón, pero nosotros no vamos a caer en provocaciones, ya que no le apostamos a la violencia, es claro que está desesperado porque se le fueron abajo sus mentiras”.


Por el contrario a su versión, testigos afirmaron que sí respondió a la agresión en el mismo tono.


Por su parte, el panalista negó que el enfrentamiento se haya siquiera suscitado.


- ¿No hubo tal confrontación?, se le preguntó.


-No le hagan caso, es un mentiroso, no le queda nada más que justificar sus tonterías, de que es un pillo y un sinvergüenza, no vale la pena, dijo.


Y agregó: “es un delincuente, quiere distraer algo que es administrativo con algo que no tiene razón (…)”.


El asunto no pasó a mayores y la sesión del Legislativo se desarrolló sin mayores contratiempos, esto aunque en asuntos generales, Islas Hernández subió al pleno y pidió la salida del Comité de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios, pues insistió en que el aval para contratar a la empresa fue irregular.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas