Edil de Tulcingo ocultó información a pobladores


En la asamblea realizada el pasado domingo jamás mencionó que la mina clandestina estaba clausurada por Profepa


Ulises Rodríguez afirmó que tiene un trabajo coordinado con el gobierno del estado, para que los propietarios puedan renegociar los convenios con la firma estadunidense


Osvaldo Macuil Rojas


El alcalde de Tulcingo de Valle, Ulises Rodríguez Campos, se hundió ante el peso de las evidencias y reconoció que tenía conocimiento de la clausura de las minas de antimonio de la región desde el 13 de julio por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa). Sin embargo, ocultó esta información a los pobladores en la asamblea que organizó la trasnacional Oro East Mining el domingo pasado, pues nunca les dio a conocer el cierre de los trabajos en la zona.


En entrevista con CAMBIO, el edil priista afirmó que “es notorio que no se han llevado a cabo trabajos de explotación” en las minas, pese a que la gente del municipio y del propio titular de la Secretaría de Sustentabilidad Ambiental y Ordenamiento Territorial (SSAOT), Juan Carlos Morales Páez, quien afirmó que comprobaron la sustracción de los minerales.


“Esa mina está clausurada desde julio y desde entonces se nota que no ha habido trabajos, es lo que pudo constatarse por la SSAOT, porque nos acompañaron a recorrer las minas. Se ve que hubo exploración o que tomaron muestras”.


Ulises Rodríguez afirmó que tiene un trabajo coordinado con el gobierno del estado, inclusive les solicitará que los apoyen para que los propietarios de las 911 hectáreas puedan renegociar los convenios con la firma estadunidense, pues Oro East Mining pretende pagar 5 dólares por cada tonelada de antimonio que extraigan, cuando este mineral en mercados internacionales se cotiza en 16 mil dólares.


Señaló que el interés de su administración es que la empresa opere pero con todos los permisos ambientales de la Federación y que se explique el beneficio económico y de desarrollo que tendrá la región.


El alcalde de Tulcingo de Valle consideró que tanto la Profepa como la SSAOT tienen las facultades para enviar inspectores de manera permanente a la región y se cercioren de que la trasnacional no realiza trabajos de explotación en la zona.


“Si esta empresa llega a explotar que lo haga con sus permisos federales y estatales, que nos garanticen que no habrá un daño al medio ambiente y a la población de Tulcingo”, agregó el alcalde.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas