Morales y Doger vetan el retorno del Góber precioso


Ambos priista tacharon a Mario Marín como un lastre y como el responsable de la derrota electoral en el 2010


Fernando Morales Martínez aseguró que en su calidad de líder estatal del tricolor buscará al exgobernador para pedirle prudencia y que no se inmiscuya en el proceso electoral del 2013


Luz Elena Sánchez


El dirigente estatal del PRI, Fernando Morales Martínez, y el diputado federal Enrique Doger Guerrero vetaron el regreso del exgobernador Mario Marín Torres a la vida activa del tricolor, al calificarlo como un lastre y como el responsable de la derrota electoral de 2010. Coincidieron en que la mala imagen del “Góber precioso” sólo perjudicará al partido de cara a las elecciones del próximo año.


Incluso Morales Martínez adelantó que de manera personal y en su calidad de líder estatal del tricolor, buscará a Marín Torres para pedirle prudencia y que no se inmiscuya en el proceso electoral del 2013.


Y es que como CAMBIO lo dio a conocer en su edición de este lunes, la semana pasada el exmandatario encabezó un encuentro con los integrantes de su grupo político, entre los que destacaron los exsecretarios Gerardo Pérez Salazar, Víctor Manuel Sánchez Ruiz y José Guadalupe Castillo, para anunciarles que buscará recuperar el partido e influenciar en las candidaturas a diputados y alcaldes.


En entrevista, Morales Martínez exigió al exgobernador Mario Marín Torres que se mantenga al margen del proceso electoral y reconoció que nadie como él puede dañar la imagen del Revolucionario Institucional: “nadie más afecta la imagen, desafortunadamente para el exgobernador Marín, el asunto del escándalo que se vivió en su momento le dejó una marca muy importante, y de ahí en fuera yo pensaría que nadie le hace daño al partido, pues todos suman”.


A pregunta expresa de si la aparición de Marín afecta al PRI estatal, insistió en que no es el mejor momento para que regrese públicamente a la política: “llamo a la sensatez del exgobernador Marín, yo reconozco a todos los exgobernadores priistas que aportaron cosas buenas al desarrollo del partido, pero desafortunadamente Mario Marín no es el mejor activo que tiene el PRI en el estado de Puebla. Hay un cierto rechazo, por eso le hago un llamado muy respetuoso de mantenerse al margen del partido”.


-¿Buscaría un acercamiento como dirigente estatal con Mario Marín para hacerle el llamado de que se mantenga alejado del proceso? -se le cuestionó.


-Sin duda lo voy a hacer, es mi obligación como dirigente del partido, hacerle ese llamado respetuoso y en persona -respondió Morales Martínez.


Señaló que aunque los personajes cercanos a Mario Marín tienen derecho de buscar su participación en los comicios locales, tendrán que hacerlo como el resto de los aspirantes: “la gente que rodea al exgobernador está en su derecho de querer participar, en eso no estamos en desacuerdo, pero lo que pido a todos los exgobernadores, incluyendo a Mario Marín, es que se mantengan al margen de las decisiones que tome el partido y de la militancia, por eso hablamos de consulta directa a la base, para que no se den este tipo de cosas”.


Además, dijo que sería más conveniente que los marinistas se sumaran a los trabajos del partido para abonar a su unidad, pues enfatizó que se busca tener una política de puertas abiertas.


Por su parte, Doger Guerrero pidió a su principal opositor al interior del PRI que “se retire y deje en paz a la ciudadanía”, y compartió la postura de Fernando Morales en el sentido de que su intromisión en el tricolor es nociva. Al respecto, dijo que Marín es uno de los priistas que peor imagen han forjado a nivel nacional: “a Marín la ciudadanía lo puso en su lugar al haber perdido en el 2010. Me parece que lo más prudente es que deje a los ciudadanos y a los priistas impulsar candidatos de la base. Él ya tuvo su oportunidad, él ya fue gobernador y le hizo mucho daño al estado”.


El diputado federal argumentó que los escándalos del exgobernador, así como los casos de corrupción durante el sexenio pasado, no suman al PRI.


El diputado federal aseguró que en su intento por regresar a la política será rechazado por los propios poblanos: “es el retorno de los brujos, pero brujos ya muy devaluados, la ciudadanía no quiere más de los mismo, se demostró en el 2010, y por eso perdimos, porque Marín impuso un candidato (Javier López Zavala) y era su copia, y por eso nos fue como nos fue”.


Asimismo, dijo que para él resulta un orgullo ser un perfil indeseable para Marín rumbo a la alcaldía capitalina: “el partido no tiene dueños, mucho menos el marinismo es dueño del partido (…) que Marín no me quiera es algo que me enaltece, porque la ciudadanía no quiere a Mario Marín”.


En entrevista por separado, Gerardo Mejía Ramírez, haciendo alusión a una cita del expresidente de España Felipe González, aseguró que Marín no podrá recuperar al PRI y acotó que hay muchos perfiles competitivos y jóvenes que seguramente encabezarán las fórmulas para diputaciones y alcaldías: “Mario Marín es como un jarrón chino en departamento pequeño, todos suponen que quizá tenga algún valor, pero en su momento nadie sabe colocarlo para que no estorbe”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas