Imco castiga a Puebla por culpa del sexenio de Marín


Desciende la entidad un peldaño en el ranking nacional, al analizar en su mayoría datos de 2010


El estado salió como peor evaluado en sistema de derecho confiable, sociedad incluyente, mercado de factores y gobierno eficaz para situarse en la posición 28 entre las 32 entidades federativas


Osvaldo Macuil Rojas


El Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) castigó a Puebla por las ruinas que heredó el sexenio marinista, lo que hizo descender a la entidad un peldaño en el ranking nacional en la materia correspondiente al 2012, pero que en su mayoría analiza datos correspondientes al 2010, último año de gobierno de Mario Marín Torres.


El Índice de Competitividad Estatal del Imco está conformado por 88 indicadores y 10 subíndices sobre los que se construye el ranking nacional. Puebla salió peor evaluada en sistema de derecho confiable, sociedad incluyente, mercado de factores y gobierno eficaz para situarse en la posición 28 entre las 32 entidades federativas.


Puebla obtuvo una puntuación cercana a 50 puntos en el estudio del organismo y sólo se encuentra por encima de Tlaxcala, Guerrero, Chiapas y Oaxaca, que componen la lista de los cinco estados más incompetentes en México.


“Puebla perdió un lugar entre 2008 y 2010, pasando de la posición 27 a la 28 del Índice de Competitividad Estatal”, refiere el estudio del Imco en el que el Distrito Federal es el más competitivo con una puntuación de cien unidades, por encima de Nuevo León, Baja California Sur, Coahuila y Querétaro.


El sistema de derecho y la certeza jurídica es el rubro que mantiene a Puebla anclado en competitividad, pues entre 2008 y 2010, la entidad no mostró avance en la materia y permanece en la penúltima posición a nivel nacional con la peor evaluación.


Este rubro fue “el talón de Aquiles” del marinismo, pues el Imco reveló que Puebla ocupa la penúltima posición en el índice de imparcialidad de los jueces, que elabora el Consejo Coordinador Financiero.


Dentro del estudio, el Imco resalta que el actual gobierno está bien posicionado en materia de transparencia presupuestal, pues dentro de este indicador, la entidad poblana se coloca en la segunda posición, al cumplir con el 90 por ciento de los requisitos.


Los lastres de Puebla


En los 10 indicadores del Índice de Competitividad Estatal, la entidad está peor evaluada en sistema de derecho, gobierno eficaz y eficiente y mercado de factores, rubros en los que la entidad se encuentra entre los cinco peores estados del país.


En sistema de derecho confiable y objetivo, que mide el entorno de seguridad física y jurídica en las entidades y que se incluyen indicadores relacionados con el crimen y la violencia y asociados con la protección de los derechos de propiedad, Puebla se ubica en la posición 31 a nivel nacional al cierre de 2010, mismo peldaño que ocupó dos años antes.


El mercado laboral de Puebla, al ser uno de los que presenta los índices más elevados de informalidad, mantiene a la entidad sumida en la parte baja de la tabla de competitividad.


Este es el segundo indicador del Imco, denominado mercado de factores y en el que Puebla se coloca en la posición 29.


El rubro de gobierno eficaz y eficiente evalúa la capacidad de los gobiernos para elevar la competitividad y calidad de vida en las ciudades, es el tercero peor evaluado y en el que el estado obtuvo la cuarta peor calificación.


El tema de sociedad incluyente, preparada y sana es el cuarto lastre que impide a Puebla repuntar en competitividad, pues se posicionó en el lugar 26, índice que mide el bienestar y las capacidades de la fuerza laboral y de la población en general, y en el que se cayeron dos posiciones en relación a la ultima medición.


Medio ambiente


El indicador manejo sustentable del medio ambiente es el que impidió que la caída en el ranking nacional fuera aún más dramática, pues la entidad repuntó una posición y cerró 2010 en la octava posición.


Este subíndice califica la capacidad de las entidades para interactuar de manera sostenible con el entorno natural en el que se ubican y aprovechar los recursos naturales de los que disponen.


Resto de los indicadores


En economía y finanzas públicas, que incluye las mediciones de inversiones, así como el dinamismo de la economía, se repuntó un lugar para cerrar en la posición 23.


En cuanto al sistema político estable y funcional se perdieron dos posiciones, al pasar del lugar 12 al 14 en evaluación de la legitimidad de los gobiernos y el potencial para que éstos sean más estables y efectivos.


Vinculación con el mundo e innovación de los sectores económicos, son los dos últimos indicadores del estudio del Imco y en los que el estado se posiciona en el lugar 13 y 15 respectivamente.


Debilidades de Puebla


Las tres principales debilidades del estado que se citan en el índice de competitividad estatal son las pésimas evaluaciones a los jueces, que carecen de imparcialidad; las empresas certificadas ambientalmente y el mercado informal.


“El número de empresas certificadas por su responsabilidad ambiental pasó de 2.6 a 1.8 por cada 10,000 unidades económicas, según datos de la Semarnat. Esto contrasta de forma importante con respecto al promedio nacional de 4.1 empresas certificadas por 10,000 unidades económicas.


”Puebla tiene el cuarto mercado informal más grande del país, pues aproximadamente el 34% de su PEA trabaja en entidades no fiscalizadas”, señala el Imco.


Fortalezas


El Imco destacó que Puebla presenta muy buenos resultados en eficiencia terminal de preparatoria y secundaria, donde ocupa el segundo y tercer lugar a nivel nacional, respectivamente.


Asimismo, datos del INEGI muestran que los salarios promedio en Puebla aumentaron en 28.9 por ciento, al pasar de 21.1 pesos por hora en 2008 a 27.2 pesos por hora en 2010.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas