David Villanueva rinde su primer informe de labores


Aseguró que en su año de funciones se cumplieron todos los objetivos de correcta fiscalización


Moreno Valle resaltó que la correcta fiscalización abona a contar con gobierno más eficiente: “nos permite combatir la corrupción, la impunidad y fomentar la eficiencia en el servicio público”


Luz Elena Sánchez


Al rendir su primer informe de labores como auditor general, David Villanueva Lomelí cerró el ciclo del Órgano de Fiscalización Superior como organismo encargado de revisar las cuentas públicas desde su creación en 2001 y a partir de mañana entrará en vigencia su transformación para convertirse en Auditoría Superior del Estado de Puebla, tras la reforma a la Constitución local aprobada el pasado 24 de octubre.


Durante su discurso, el titular del Órgano de Fiscalización aseguró que en su año de funciones se cumplieron los objetivos de correcta fiscalización y señaló que ahora el reto es trabajar para que el órgano se consolide como la Auditoría Superior de Fiscalización.


En el evento, además del mandatario estatal también estuvieron presentes el presidente de la Junta de Gobierno, Edgar Salomón Escorza así como David Colmenares, representante de la Auditoría Superior de Fiscalización, quienes coincidieron en la labor de Villanueva Lomelí para propiciar la mejor la rendición de cuentas, con lo que se posiciona a Puebla en la materia.


Durante el uso de la palabra, Moreno Valle resaltó que la correcta fiscalización abona a contar con gobierno más eficiente: “nos permite combatir la corrupción, la impunidad y fomentar la eficiencia en el servicio público”.


Aseguró que con las actualizaciones al OFS se fortalece la rendición de cuentas: “el Congreso del estado aprobó una modificación a la Constitución que permite crear -a partir del día de mañana- la Auditoría Superior del Estado de Puebla”.


Cabe recordar que en octubre, el Congreso del estado -a propuesta del diputado del PRI, Ernesto Leyva- aprobó reformas y adiciones a la Constitución en los artículos 50, 57, 61, 113 y 115, con lo que el OFS se convierte en Auditoría Superior.


Además, se le otorgó a Villanueva Lomelí el fuero constitucional con el fin de quedar protegido ante cualquier acción penal en su contra derivada de la dictaminación de cuentas públicas, como pasó con su antecesor en el cargo, Víctor Manuel Hernández Quintana, quien fue procesado penalmente por la sustracción de documentos del OFS de diversas cuentas públicas.


Con la entrada en vigor de las modificaciones citadas, Villanueva estará en el cargo por siete años y con la posibilidad de ratificarse en el cargo por otro periodo similar.


El informe


David Villanueva Lomelí resaltó que por primera vez se auditaron al cien por ciento las cuentas públicas de los sujetos obligado, con respecto al periodo anterior se triplicaron los inicios de procesos de determinación de responsabilidades.


Dijo que en menos de seis meses se concluyó con el proceso de rendición de cuentas de 2009 y 2010, con lo que se eliminó el rezago de 159 informes de resultados y 61 informes analíticos pendientes.


Agregó que en este año se redujo hasta en 40 por ciento el tiempo para dar respuesta a las solicitudes de información ciudadanas y que en materia de combate a la corrupción se aplicaron 500 medidas de apremio en sanciones económicas a los sujetos obligados.


Además, indicó que el OFS fue de las diez mejores entidades evaluadas en por la CAIP en materia de transparencia.


Villanueva Lomelí aseguró que también se depuró el padrón de fiscalizadores externos, con la que nueve despachos quedaron fuera, pues no acreditaron todos los requisitos.


El auditor superior explicó que sus funciones se enmarcaron en cuatro ejes: fiscalización efectiva, legalidad efectiva y combate a la corrupción, desarrollo institucional efectivo y vinculación efectiva.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas