Opacidad en declaraciones patrimoniales de la Comuna


La rendición de cuentas de 19 regidores y cuatro secretarios municipales no se encuentran publicadas


Sólo cuatro regidores han transparentado su información, entre quienes faltan está el secretario particular de la presidencia y el director del DIF municipal


Gerardo Ruiz


La declaración patrimonial anual de 19 regidores y cuatro secretarios municipales no fue publicada ni aparece en el sitio de la Coordinación General de Transparencia, pese a que la dependencia encabezada por Carmen Leyva Báthory se jacta de ser el primer lugar a nivel estatal en rendición de cuentas.


Aunque es una obligación federal de los servidores públicos de todos los niveles, rendir su declaración patrimonial al inicio de cada administración, en la revisión hecha por CAMBIO en el portal de Transparencia del gobierno municipal, se pudo comprobar que en la sección de Sala de Regidores, tan sólo se encuentran publicados tres documentos de los bienes de los 22 regidores que conforman el cuerpo edilicio, tres secretarios municipales de primer nivel y el síndico municipal, sobre los estudios económicos y patrimoniales faltantes.


A poco menos de un mes de terminar el presente año, los únicos cabildantes de los que se tiene emitido su patrimonio del segundo año de gestión riverista, son de los panistas Matías Eduardo Rivero Marines, César Marcelino León Ochoa y del perredista David Méndez Márquez.


Las declaraciones faltantes son de los panistas José Luis Carmona Ruiz, Ana María Verónica Mastretta Guzmán, Alicia Romero Ordaz, Carlos Arturo Ibáñez Alcocer, Xóchitl Maura Barranco Cortes, Jaime Alberto Zurita García, Irma Adela Fuentes Guevara, Martha Patricia Thomé Andrade, Pedro Alberto Gutiérrez Varela y Miriam Mozo Rodríguez; de los priistas Julio Cesar Sánchez Juárez, María de la Luz Teodora Ramírez Moctezuma, José Octavio Castilla Kuri, María de Lourdes Dib y Álvarez y Sandra Rubí Montalvo Domínguez; de los aliancistas Roberto Villarreal Vaylón y Alejandra Domínguez Narváez; del perredista Artuto Loyola González y del petista Jesús Edgar Alonso Cañete.


Por su parte, de los funcionarios de primer nivel que no se tiene su rendición de bienes, es del secretario particular de la presidencia, José Antonio Díaz García; del director del Instituto Municipal de Planeación, Luis Armando Olmos Pineda; del director del Sistema Municipal DIF, Joaquín García Vinay y del síndico del Ayuntamiento poblano, Ernesto Bojalil Andrade.


No obstante, de acuerdo a información del sitio de Transparencia, en el apartado de declaraciones patrimoniales se estipula lo siguiente: “se presentan únicamente las versiones públicas de las declaraciones patrimoniales de los servidores de primer nivel que han emitido por escrito su autorización para que sean difundidas por este medio”.


De acuerdo a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado de Puebla, en su artículo 82, fracción IV que señala: “tienen obligación de presentar declaración de Situación Patrimonial, bajo protesta de decir verdad, ante la autoridad competente y en los términos que esta Ley señala, los siguientes Servidores Públicos (…) VI. En la Administración Pública Municipal, desde el Presidente, Regidores, Síndico, Secretario General, Tesorero, Contralor, hasta los Servidores Públicos con niveles de Directores y Jefes de Departamento o sus equivalentes, y aquellos que tengan personal a su cargo o desempeñen una o más funciones de dirección, supervisión, inspección, auditoría, fiscalización, procuración y administración de justicia y en general quienes manejen, recauden o administren fondos y recursos Públicos Federales Estatales o Municipales”.


Cabe recordar que el 24 de mayo de 2011, Eduardo Rivera Pérez presumió que de un total de 145 servidores públicos que incluye a 20 secretarios, 44 directores y 81 jefes de departamento hicieron públicas a través de internet sus declaraciones patrimoniales, con lo que el Ayuntamiento se convirtió en el primer municipio de la entidad en implementar esta estrategia que permitirá fortalecer la cultura de la transparencia y rendición de cuentas de cara al ciudadano.


Asimismo, en julio pasado, bajo el pretexto de un “error humano”, se encubrió la fortuna adquirida en un año del secretario de Gobernación, Pablo Montiel Solana, cantidad que quedó evidenciada en el portal de Transparencia del Ayuntamiento de Puebla, pues éste fue el secretario que más dinero consiguió entre el 15 de febrero de 2011 y el 29 febrero de 2012, ya que pasó de 2 millones 210 mil pesos a 14 millones 530 mil, es decir, en los primeros 379 días desde que llegó a la administración municipal, aumentó su “fortuna” en 12 millones 320 mil pesos. Ante ello, se pretextó que un trabajador de la subcontraloría cometió un error al capturar la declaración patrimonial del secretario de Gobernación.


Finalmente, para este año la Coordinación General de Transparencia no publicó la declaración patrimonial de los 23 funcionarios antes citados, siendo el Cabildo el área municipal con más documentos ausentes.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas