Recibe autopista Puebla-Atlixco calificación positiva de Fitch Ratings


Debido a que presenta un respaldo financiero por los derechos de cobro de las cuotas de peaje


Osvaldo Macuil Rojas


La calificadora Ficht Ratings ratificó la calificación crediticia AAA (mex) a la deuda de la autopista Puebla-Atlixco con perspectiva estable a la emisión de Certificados Bursátiles (CBS), debido a que presenta un respaldo financiero por los derechos de cobro de las cuotas de peaje y el creciente ritmo en el número de automovilistas que se trasladan por la vialidad.


La deuda de la autopista asciende a 151.7 millones de Unidades de Inversión (Udis), equivalente a cerca de 760 millones de pesos al día de ayer, de acuerdo a Fitch Ratings: “la autopista Puebla-Atlixco cuenta con una ubicación estratégica al constituir uno de los principales accesos al área comercial conocida como Angelópolis. Es utilizada mayormente por usuarios que hacen viajes frecuentes por motivos de estudio-trabajo y que han demostrado ser la base de tráfico más estable”, informó la calificadora.


Entre 2008 y 2009 la afluencia de la Puebla-Atlixco se vio disminuida por el cierre de la avenida Atlixcáyotl que fue rehabilitada por concreto hidráulico. A partir de 2010 el crecimiento del tránsito de la vialidad fue de 14.6 por ciento, 11.6 por ciento y 3.5 por ciento, lo que genera que se encuentre por encima del promedio nacional de carreteras maduras que es del 2 por ciento.


Actualmente, no hay ningún rezago significativo en las tarifas vigentes. En 2011, el ingreso creció 10.6 por ciento en términos reales, y a agosto 2012 se estabilizó en 4.16 por ciento y el ingreso promedio diario se encuentra en el nivel más alto registrado desde 1989, cuando tuvo lugar el inicio de operaciones.


Asimismo, los niveles de inversión de mantenimiento de la autopista disminuyeron considerablemente en el último año, al pasar de 23 millones a 9.2 millones de pesos, lo que le da mayor estabilidad en sus finanzas.


Fitch Ratings pronosticó que el único riesgo que existe para que la calificación de la deuda sea menor, es la disminución del tráfico y el incremento de los gastos operativos de la autopista. “(Esto) podría conducir a un deterioro en el flujo disponible para el servicio de la deuda, que trae consigo una reducción en la flexibilidad de la cobertura”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas