Revelan supuesta vinculación de los Beltrán en ataque de Tres Marías

10:33

Aseguran que existen pruebas contundentes para afirmar que los policías federales pretendían aniquilar a los pasajeros del automóvil diplomático como resultado de su nexo con el crimen organizado


La Silla Rota

 

Un alto funcionario de Estados Unidos dijo a la agencia The Associated Press (AP) que hay contundentes pruebas de que los policías federales que dispararon contra la camioneta en la que viajaban dos agentes de la CIA trabajan para el crimen organizado.

 

Sobre dicho ataque ocurrido el 24 de agosto, un funcionario mexicano indicó que una de las líneas de investigación es que miembros del cártel de los hermanos Beltrán Leyva estaban interesados en atacar a las personas dentro del vehículo, porque algunos de sus vigilantes (halcones) los habían visto pasar por el área en días anteriores y tuvieron la impresión de que estaban investigando a ese grupo criminal.

 

Es posible que no supieran que eran estadounidenses, señaló. Interrogado por la AP sobre si los policías federales mexicanos involucrados en el ataque estarían ligados al crimen organizado, un funcionario estadounidense dijo: "la evidencia circunstancial es muy fuerte, aquí no se trata de un operativo del tipo 'vamos a pedir un soborno por una infracción de tránsito''', señaló. "Aquí es de que 'vamos a matar específicamente a esta gente en este vehículo'.

 

Aquí no se trata de que 'Ay, caray, nos equivocamos de blanco'''. Los funcionarios de ambos países hablaron bajo la condición del anonimato, señaló en su edición de hoy el periódico Reforma. Fotografías de la camioneta Toyota, un modelo conocido por ser usado por agentes de la DEA que trabajan en México, así como otros empleados de la embajada estadounidense, mostraban que habían recibido disparos de armas de alto poder, cuando los agentes se dirigían a un campo de tiro de la marina, señalando el hecho como una “emboscada”.

 

La Policía Federal ha dicho que el ataque fue producto de una confusión cuando agentes investigaban el secuestro de un funcionario del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en esa misma zona. Raúl Benítez, un experto en seguridad de la Universidad Nacional Autónoma de México, dijo a la AP que fuentes militares le habían dicho que el ataque "no fue una equivocación" y que "el objetivo era aniquilar a los tres pasajeros del automóvil".

 

"El mismo auto con las mismas personas ya llevaban una semana yendo al campo de entrenamiento de la Armada", comentó el experto. Por lo que consideró que los policías federales debían haber sabido que atacaban un vehículo diplomático.

 

"Entonces a lo mejor algún halcón (informante) que trabaja para el narcotráfico informó a la Policía Federal o al propio cártel de los Beltrán'', añadió Benítez. El funcionario estadounidense dijo, sin embargo, que confía que el gobierno de México investigue hasta el final y de una respuesta definitiva sobre lo que ocurrió.


 
 
Todos los Columnistas