Sí es la hija de "El Chapo", confirma la DEA

12:57

 

Proceso

 

Alejandrina Gisselle Guzmán Salazar, es la hija de Joaquín “El Chapo” Guzmán, uno de los principales capos del narcotráfico a nivel mundial, confirmaron a Apro funcionarios de la Administración Federal Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés).

 

De acuerdo con las mismas fuentes, que solicitaron la reserva de sus nombres, la hija de “El Chapo”, que ingresó a territorio estadunidense con papeles migratorios falsos, confesó su verdadero nombre, mismo que al ser cotejado en la base de datos que tiene el gobierno de Estados Unidos, permitió verificar el parentesco con el capo.

 

Alejandrina Giselle no cuenta con antecedentes penales en el país vecino ni está acusada de delito alguno, salvo la reciente violación a las leyes migratorias.

 

Un juez migratorio fijó el 25 de octubre como fecha para revisar su caso. De acuerdo con expertos consultados por Apro, la hija de “El Chapo” sería deportada lo más pronto posible para evitar que su hijo nazca en territorio de Estados Unidos, objetivo confeso de la detenida.

 

La legislación migratoria estadunidense establece una sentencia de hasta 25 años de cárcel a los extranjeros que ingresan a su país para cometer actos de terrorismo y hasta 10 años de prisión a los extranjeros que se internan con propósitos de dañar la seguridad nacional.

 

Además, la ley migratoria también señala que el extranjero que ingrese de manera ilegal a Estados Unidos puede ser sentenciado a varios años de cárcel si la Corte donde se le juzga establece que el infractor ha cometido el mismo delito en varias ocasiones, que cuenta con antecedentes penales o tiene el propósito de reincidir en el delito.

 

Una vez que la hija de “El Chapo” no encajaría en alguno de estos considerandos, expertos consultados por Apro estiman que, conforme también a las leyes migartorias estadunidenses, lo más probable es que una vez cumplida la audiencia del 25 de octubre, sea deportada.

 

Por lo pronto, Alejandrina Giselle sería retenida en un centro migratorio hasta que llegue esa fecha y el juez revise su situación legal.

 

Guzmán Salazar, de 31 años, fue detenida el viernes 12 en el puerto internacional de San Ysidro, al sur de San Diego y fronterizo con la ciudad bajacaliforniana de Tijuana, acusada de fraude y uso indebido de visas, permisos y otros documentos. Según la acusación, Guzmán Salazar intentó entrar a suelo estadunidense a pie, presentando una visa de no inmigrante en un pasaporte mexicano.


 
 
Todos los Columnistas