Paramilitares quieren participar en mesa de diálogo

10:25

 

Sin Embargo

 

El ex líder paramilitar colombiano, Salvatore Mancuso, pidió la participación de las desmovilizadas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en los diálogos de paz que se iniciaron con las FARC en Oslo, Noruega.

 

En una carta que envió al presidente colombiano Juan Manuel Santos, cuyos apartes publicó este jueves el diario El Espectador, Mancuso solicitó que a los antiguos integrantes de las AUC se les de los mismos beneficios que a la insurgencia.

 

El ex jefe paramilitar le pidió al mandatario dar “continuidad al proceso de paz con las Autodefensas para proseguir adelantándolo de manera conjunta o en simultáneo con las FARC y con los otros actores” del conflicto armado interno. Mancuso consideró en la misiva que tener sentados a todos los grupos involucrados en el escenario de la guerra, “le dará solidez, consistencia y sustentabilidad a los acuerdos finales” para poner fin a medio siglo de confrontación armada.

 

La solicitud del máximo comandante de las AUC coincidió con la instalación de la mesa de diálogo de paz, en Oslo, Noruega, por parte del gobierno de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

 

Las negociaciones, que girarán sobre una agenda de cinco puntos que incluye acceso a tierras, fin del conflicto, salidas al narcotráfico, reparación a las víctimas y dejación de armas, tendrán el acompañamiento de Chile y Venezuela.

 

Mancuso, quien está preso por narcotráfico en Estados Unidos, exige que se le otorgue a los miembros del paramilitarismo derechos políticos y advierte que de no incluirse a los mismos en un acuerdo final, no habrá una paz sostenible ni duradera. “No se trata de pretender cheques en blanco ni inmunidades ni privilegios a futuro, sino de disfrutar, todos igualitariamente, la oportunidad de un nuevo renacer.

 

De poder participar política y democráticamente, en igualdad de derechos y obligaciones”, apuntó. Las AUC, acusadas de múltiples crímenes en Colombia, aceptaron desmovilizarse en 2005 a cambio de beneficios judiciales, que según el grupo paramilitar han sido incumplidos y ha llevado a muchos de ellos a retomar las armas.


 
 
Todos los Columnistas