Son ya 390 despedidos por no pasar pruebas de confianza


Víctor Carrancá detalló que se han evaluado un total de mil 800 personas pertenecientes a los cuerpos de seguridad


La PGJ del estado comenzó la capacitación del personal que sustituirá a quienes fueron dados de baja


Elvia García Huerta


En menos de una semana, la Secretaría de Seguridad Pública ha despedido a 390 elementos por reprobar las pruebas de control de confianza, primero 80 de Vialidad, 130 policías y custodios y ahora 180 de la Procuraduría General de Justicia (PGJ).


A tres meses de que concluya el plazo de la Federación para que todas las corporaciones realicen los exámenes aplicados por el Sistema Nacional de Seguridad Pública, el gobierno del estado trabaja a marchas forzadas para cumplir dicha misión, ya que cuenta con el 70 por ciento de personal evaluado.


Los exámenes de confianza, los cuales se basan en un análisis patrimonial, exámenes toxicológicos, psicométricos, médicos y la prueba de polígrafo, han sido reprobados por 390 elementos de la SSP, Vialidad y de la PGJ, y se espera que en el transcurso de los meses la cifra siga en aumento.


En entrevista, el procurador general de Justicia, Víctor Carrancá Bourget, detalló que los 180 elementos que se darán de baja corresponden a diversos cargos administrativos, ministerios públicos, entre otros.


Explicó que son 2 mil 400 empleados de la PGJ, de los cuales a la fecha han sido evaluados mil 800, por lo que confía que antes del mes de diciembre todos hayan realizado las pruebas de control de confianza como marca la Federación.


Carrancá Bourget señaló que la Procuraduría ha comenzado un proceso de capacitación para el personal que sustituirá las bajas, además de que se mantienen en constante comunicación con el Centro Único de Control de Confianza para conocer los avances de los resultados de los exámenes.


Del mismo modo, descartó que haya temor por recibir denuncias de los distintos policías que han sido destituidos -210 hasta el momento- bajo el argumento de despido injustificado, pues enfatizó que se encuentra establecido en la normativa de la ley y debe ser acatable.


“Vamos a cumplir con las metas establecidas, creo que es una obligación que tenemos que cumplir, que todo el personal esté evaluado y que sólo el personal certificado a partir de enero del 2013 pertenezca a la corporación”.


Por su parte, Fernando Manzanilla Prieto informó que hasta el momento se han aplicado las pruebas de control de confianza al 70 por ciento, al tiempo de reiterar que el gobierno de Rafael Moreno Valle no dará marcha atrás con los 210 elementos que han sido dados de baja.


“No hay que satanizar siempre a quienes no pasan las pruebas de confianza, hay muchas razones por las que puede llegar a suceder; sin embargo, es un indicador objetivo, no es una opinión personal que define quiénes deben quedarse ahí y quiénes no”, finalizó.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas