Después de una semana hallan cuerpo de Adriana Villareal


El cuerpo de la mujer de 42 años fue retirado de las ramas de un árbol donde se encontraba atorado


Sus restos estaban a 1 kilómetro de donde fue localizada su pareja; Cruz Roja y Protección Civil realizaron el operativo


Víctor Hugo Juárez


La tragedia que inició el pasado 28 de septiembre, cuando una pareja desapareció mientras pretendía realizar un paseo en lancha en el lago Valsequillo, culminó el pasado sábado con el hallazgo del cuerpo de Adriana Villarreal Espino, de 42 años de edad, quien después de una semana de búsqueda por fin fue encontrada sin vida atorada entre las ramas de un árbol que fue arrastrado por la corriente del agua a 300 metros del rancho La Gloria, a un kilómetro de distancia de donde fue localizado tres días antes el cuerpo de su pareja.


Los hechos iniciaron el viernes 28 de septiembre, cuando Villareal Espino, en compañía de su pareja, Carlos Álvarez Grayeb, de 52 años, realizó un paseo en una lancha de su propiedad al interior del lago Valsequillo, sin imaginarse que la fuerza de la corriente y no cumplir con las medidas de protección necesarias, terminaría por sumergirlos y cobrar su vida.


Después de dos días de no saber de ellos, familiares de los entonces desaparecidos solicitaron el apoyo al servicio de emergencias 066, e hicieron público el caso a través de la red social Twitter, por lo que elementos de Protección Civil municipal, el Heroico Cuerpo de Bomberos y el equipo de rescate de la Cruz Roja iniciaron una intensa búsqueda en los alrededores del lago, para dar con el paradero de los desaparecidos. Sin embargo, fue hasta el pasado miércoles cuando encontraron el cuerpo de Álvarez Grayeb en una barranca de la zona conocida como Los Vertederos, a 800 metros del campo de tiro La Escoba, donde después de varias maniobras para sacar su cuerpo -que se encontraba a 100 metros de profundidad- el hermano del occiso certificó la identidad del occiso, quien quedó a disposición del Ministerio Público para concluir las diligencias de ley.


El jueves, las autoridades reiniciaron la búsqueda de la otra víctima sin lograr resultados positivos. No obstante, una falsa alarma se originó el pasado viernes cuando un campesino de la zona reportó un cuerpo embolsado en la carretera a Valsequillo, el cual correspondía a una mujer de entre 35 y 40 años, por lo que autoridades y familiares de la desaparecida acudieron al lugar sólo para descartar que se tratara de Adriana Villareal.


Finalmente, a minutos de concluir la jornada de búsqueda del día sábado, elementos del cuerpo de bomberos reportaron el hallazgo del cuerpo de una mujer a un kilómetro de donde fue encontrada la otra víctima, por lo que en coordinación con el equipo de rescate de la Cruz Roja y Protección Civil sacaron el cadáver.


La identidad de la occisa fue confirmada por la familia y posteriormente fue puesta a disposición del Ministerio Público, quien en los primeros reportes detalló que el cuerpo presentaba lesiones producidas por el arrastre de la corriente, mientras que la necropsia señala que la causa de la muerte fue ahogamiento por sumersión.


Las primeras diligencias señalan que se trató de un accidente, pero la Procuraduría General de Justicia (PGJ) continúa con los trabajos pertinentes para cerrar el caso.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas