RMV acude a la 47 edición del festival Atlixcáyotl


El gobernador Rafael Moreno Valle presenció las danzas en el cerro de San Miguel en el municipio de Atlixco, donde recibió el bastón de mando


Esta celebración contó con la participación de 15 grupos danzantes de las 11 regiones etnográficas de Puebla


Elvia García Huerta


El gobernador Rafael Moreno Valle puso en marcha el 47 festival Atlixcáyotl celebrado en el cerro de San Miguel en el municipio de Atlixco, es la segunda fiesta étnica más importante de México, donde participaron las 11 regiones etnográficas de la entidad poblana.


En punto de las 9:45 de la mañana, el mandatario arribó al netotiloyan (cerro de la danza) para cortar el listón y así dar por inaugurado el festival, celebrado por primera vez en 1965 y declarado en 1996 como Patrimonio Cultural del estado.


Ante la presencia de más de 15 mil asistentes, Moreno Valle recibió el bastón de mando (xochitopilli) de manos de la xochicihuatl (mujer flor), Blandida Prado Cruz, para posteriormente ser tocada la pieza musical Atlixcáyotl, que por primera vez fue interpretada en dicho festival.


Como parte de esta tradición se presentaron 15 números de baile, iniciando la danza de Los quetzales del municipio de Zacapoaxtla, posteriormente de Palmar de Bravo Los Toreros y Gracejos, quienes presentaron un bailable ligado al ciclo agrícola, donde en su vestuario sobresale un singular sombrero de forma triangular cuya punta finaliza con flores.


Asimismo, se dio pasó a la danza de Los huahuas, Moras, Santiagueros, Doce pares de Francia, Boda axocopeña, Jolos, Carnaval de toros, Jarabe mixteco, Jarabe chileno, Tecuanes, Viejitos y Los kúrpites para cerrar con Los voladores, provenientes del municipio de Cuetzalan.


Los danzantes que intervinieron son provenientes de grupos nahuas, otomíes, totonacos, tepehuas, popolocas, mixtecos, mazatecos y mestizos que representan a las regiones de valles centrales, los volcanes, tierra caliente, de la Mixteca poblana, popoloca, de la cañada, Sierra Norte, huasteca, de los llanos, costera, de la sierra y valle de Tehuacán.


Esta celebración fomenta la generatividad cultural que permite transmitir a otras generaciones la importancia y el significado de las tradiciones poblanas, así como la necesidad de preservarlas.


Cabe recordar que el festival que en su edición pasada aún tenía el nombre de Huey Atlixcáyotl se realiza cada último domingo de septiembre, comienza con una serie de actividades simultáneas en diferentes puntos del municipio de Atlixco que dieron inicio el sábado 29 de septiembre.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas