Segunda orden de aprehensión contra Javier García Ramírez


También le fue rechazado el amparo que tramitó ante la justicia federal


En primer término, el juez realizó un nuevo estudio respecto a la acreditación de los elementos del cuerpo del delito de enriquecimiento ilícito


Héctor Hugo Cruz Salazar


Javier García Ramírez enfrenta una segunda orden de aprehensión por el delito de enriquecimiento ilícito, emitida por el juzgado Primero de lo Penal el pasado 5 de septiembre, por lo que sigue siendo considerado como un prófugo de la justicia, pues también le fue rechazado el amparo que tramitó ante la justicia federal.


De acuerdo a la información que dio a conocer el periodista Carlos Gómez, “el juzgado Primero de lo Penal emitió una segunda orden de aprehensión contra el extitular de la Seduop, Javier García Ramírez, por lo que regresó a su calidad de prófugo de la justicia después que en agosto pasado se había dejado anulada la primera a través del juicio de amparo 41/2012, del juzgado Cuarto de Distrito”.


García Ramírez había interpuesto un recurso de revisión ante el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Sexto Circuito, mismo que fue registrado con el número de toca R-264/2012, y resuelto el pasado 23 de agosto del año señalando, primero “se modifica la sentencia sujeta a revisión; segundo, se sobresee en el juicio de amparo por lo que hace a los actos atribuidos a los jueces Primero, Segundo, Tercero, Cuarto, Quinto, Séptimo, Octavo y Noveno de lo Penal de la ciudad de Puebla; juez de lo Penal de Cholula, Puebla, y jueces Municipales de lo Penal de San Pedro Cholula, San Andrés Cholula, y Cuautlancingo”.


Además, en dicha resolución la Justicia de la Unión amparó al exfuncionario marinista contra los actos que reclamó del


juez Sexto de lo Penal de la ciudad de Puebla, consistentes en la orden de aprehensión del 6 de enero bajo el proceso número 10/2012, por el delito de enriquecimiento ilícito.


El juez consideró que hubo una indebida fundamentación y motivación del acto reclamado en perjuicio del quejoso, ya que careció de todos los elementos necesarios, donde la autoridad responsable tuvo su tiempo para pronunciarse con relación al tema de la prescripción del ilícito.


Por ello, el juez Primero de Distrito remitió la resolución de fecha 5 de septiembre de este mismo año, en la que aparece que dejó insubsistente el acto reclamado y, en su lugar, dictó una nueva orden de aprehensión, en la que siguió los lineamientos establecidos por el tribunal revisor de amparo.


En primer término, el juez realizó un nuevo estudio respecto a la acreditación de los elementos del cuerpo del delito de enriquecimiento ilícito y procedió a realizar una comparación entre los bienes con los cuales contaba el activo al momento de iniciar su encargo público, las pruebas de las que se advertía dicha circunstancia, los bienes que adquirió durante su encargo, así como la relación de los bienes con que contaba al momento de concluir su función.


Además, el juez reseñó los incrementos y transacciones no declarados, incluyendo el de terceras personas, como su esposa e hijos, así como los medios de convicción con que justificó lo inverosímil de dichas adquisiciones e ingresos, en virtud de que dichos familiares dependían económicamente del inculpado durante su encargo como funcionario estatal.


Por ello, García Ramírez deberá responder a las instancias estatales por el delito de enriquecimiento ilícito, lo anterior en el marco de la sentencia dictada por el juez Sexto de lo Penal, una vez que dicha autoridad repuso el recurso que le fue negado al inicio del año, toda vez que la justicia federal negó el amparo.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas