Con sólo cinco sonómetros pretenden sancionar por ruido


El programa anunciado por Verónica Mastretta no tiene herramientas suficientes para funcionar


Gerardo Ruiz


El ambicioso proyecto de regular el ruido en comercios y fuentes móviles en la ciudad de Puebla, presentado por la regidora Verónica Mastretta Guzmán, tan sólo arrancará con cinco sonómetros para realizar los operativos, en una población de poco más de millón y medio de habitantes.


La iniciativa de reforma al capítulo 26 del Código Reglamentario Municipal, aprobada por el Cabildo y publicada el 7 de septiembre de 2012 en el Diario Oficial del Estado, evita las emisiones excesivas de sonido a las fuentes fijas de ruido, es decir, establecimientos o viviendas, además de aquéllas que estén en movimiento, como vehículos de perifoneo, vendedores de alimentos y expendedores de gas. Sin embargo, el programa de regulación que se anunció con bombo y platillo por Mastretta Guzmán adolece de herramientas para su operación.


En conferencia de prensa, explicó que los operativos iniciaron únicamente con cinco sonómetros, uno de ellos heredado de la gestión pasada, y cuatro más adquiridos este año con un costo de 3 mil pesos cada uno. Éstos servirán para realizar supervisiones en toda la ciudad de Puebla, la cual tiene una población cercana a los 2 millones de habitantes y cuenta con una vida comercial activa. Al respecto, señaló que espera que para el próximo año, cuando se intensifique el proyecto, se pueda obtener recurso para que cada uno de los cien inspectores de la Secretaría de Medio Ambiente pueda contar con su propio equipo.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas